POLITICA CLARIN Y EL GOBIERNO

Ernestina Herrera de Noble busca que la Corte defina la causa de sus hijos

A 14 años de la denuncia por supuesta apropiación de hijos de desaparecidos, pidió al tribunal que ordene a la jueza Arroyo Salgado que la sobresea.

PERFIL COMPLETO

El caso Ernestina Herrera de Noble aguarda una resolución de la Corte Suprema de Justicia para comenzar a cerrarse a más de 14 años de su inicio. Los abogados de la directora de Clarín presentaron dos recursos de queja ante el máximo tribunal de Justicia reclamando que la empresaria sea sobreseída por la supuesta apropiación de sus hijos Marcela y Felipe. El primero fue hace casi un año. El tribunal concedió analizar el problema y cada seis meses la Corte envía un oficio a la jueza Sandra Arroyo Salgado para que presente un informe con el estado de la causa. Pero a pesar de recibir los informes, la Corte todavía no le ordena a la jueza qué debe hacer: seguir o no investigando a Herrera de Noble. El pedido está en manos del juez Carlos Fayt.

En la causa en la que se investiga la adopción de los hijos de Herrera de Noble el análisis de ADN dio negativo en la comparación con las muestras obrantes en el Banco Nacional de Datos Genéticos, y se determinó que no son hijos de desaparecidos.

Ante esto, los abogados Gabriel Cavallo y Eduardo Padilla Fox impulsaron un pedido para sobreseerla. Los letrados consideran que los resultados genéticos probaron su inocencia. La presentación se basó en que la imputada tiene derecho a obtener una resolución definitiva en un plazo razonable. Sin embargo, ambos recursos extraordinarios fueron rechazados por la Cámara Federal de Casación Penal y la única opción para cerrar la causa se redujo a presentar una queja ante la Corte Suprema. Para la defensa de Herrera de Noble, su indefinición esconde intereses políticos.

En diálogo con PERFIL, el ex juez Cavallo aseguró que “Salgado no resuelve el sobreseimiento de Noble porque es una decisión política que no quiere asumir. Si la declarara inocente estaría contradiciendo a la Presidenta”. La defensa de Noble cree que Salgado “tuvo un compromiso político” para llevar adelante la causa y “es el mismo compromiso el que le impide cerrarla”.

En este sentido, Cavallo no es optimista con respecto a una resolución de la Corte Suprema. “Estamos esperando que resuelva, pero no creo que la Justicia pague el costo político de Salgado”, expresó.

La situación de la Corte es incómoda. De pronunciarse a favor del pedido de la defensa, el tribunal que preside Ricardo Lorenzetti podría pagar un alto costo político frente al gobierno de Cristina Kirchner, a sólo meses de que termine su mandato. Por otro lado, instar a Salgado a expedirse sobre el tema podría ser considerado prejuzgar.

Ahora la expectativa de Herrera de Noble y sus abogados se centra en el cambio de gobierno. “Al no dar un corte a la causa, se están violando pactos internacionales y de derechos humanos importantes. Con otro presidente las cosas serán diferentes”, expresó Cavallo. Tras la salida de Cristina Kirchner, buscarán dar un corte definitivo a una causa que lleva más de 14 años abierta.



Bruno Yacono