POLITICA LA SEGURIDAD DE LA GOBERNADORA

“Es un desafío custodiar a Vidal”, asegura el ex policía que la cuida

Jorge Vidal fue comisario de la Bonaerense y asesoró a la alcaldía de Medellín. Especialista en narcotráfico, ahora planifica su protección.

Experto. Vidal coordina a custodios, trayectos y vehículos que utiliza la mandataria provincial.
Experto. Vidal coordina a custodios, trayectos y vehículos que utiliza la mandataria provincial. Foto:afp

Jorge Luis Vidal tiene 55 años y es experto en seguridad pública. No tiene ningún parentesco con la gobernadora bonaerense, pero se ganó la confianza de María Eugenia Vidal. A tal punto, que hoy es el hombre que tiene a su cargo su seguridad personal. Se formó en la Argentina y estuvo casi veinte años en la Policía Bonaerense y, antes de ascender como comisario, decidió dedicarse a la actividad privada como consultor. Trabajó en Estados Unidos, en México y en España, y tiempo después estudió en Colombia. Allí se interesó por el “fenómeno Medellín”, donde trabajó para la alcaldía hasta enero de este año en el área de lucha contra el narcotráfico y secuestros extorsivos.

—¿Cuándo conoció a la gobernadora?

—La conocí a través de un afecto personal de ella, un día nos sentamos a charlar y me pidió que me sumara a su equipo a través de Cristian (Ritondo, ministro de Seguridad bonaerense). En principio estuve como asesor. Y hace dos meses, hablando con ella de lo que es la seguridad de un primer mandatario, surgió la idea de aggiornar y profesionalizar el equipo de custodia.

—¿A partir de allí comenzó como jefe de la custodia?

—Sí, en una suerte de unidad de seguridad de la gobernadora. Soy quien se encarga de coordinar todo: qué tipo de custodia, el equipo que la conforma, cantidad de vehículos, trayectos, helicópteros, con la idea de profesionalizarla.

—¿Es complicado cuidar a una gobernadora amenazada en medio de reformas en la Bonaerense y el Servicio Penitenciario?

—Es un desafío porque ella tiene una impronta en la cual se para y dice “voy a dar esta lucha”. Vos ya tenés una persona que se expone públicamente y apunta en qué sentido va. Entonces, es un desafío custodiar a una gobernadora mujer con esas condiciones.

—¿Cuál era su trabajo concreto en Medellín?

—Soy un analista que trabaja en seguridad pública y en Medellín acompañé la gestión de Luis Fernando Suárez Vélez (vicealcalde de Gobernabilidad y Seguridad). Lo que aprendí trato de aplicarlo en cuanto a la lucha contra el narcotráfico, las políticas de seguridad y convivencia, porque, justamente, María Eugenia Vidal es una gobernadora que ha decidido luchar con toda crudeza.

—¿Cambia mucho el sistema de custodia cada vez que se reciben amenazas?

—Lo que hacemos es tener un estándar de seguridad que se eleva cuando hay una cuestión cierta que nos preocupe, como pueden ser las amenazas.

—¿Cómo es trabajar con Vidal? Suele molestarle tener a la custodia cerca cuando camina un barrio o va a un acto.

—La custodia es innegociable. Sabemos qué le gusta y qué no, sin descuidar la actividad profesional a su alrededor.