POLITICA "¡PONETE A LABURAR!"

Escuchá el audio en el que CFK trata de "pelotudo" a Oscar Parrilli

Se filtró la escucha de la conversación telefónica entre la exPresidenta y su exsecretario. Los destratos y las órdenes.

Foto:Cedoc
El maltrato del expresidente Néstor Kirchner a sus colaboradores fue moneda corriente. Secretarios y hasta ministros padecieron sus ataques de ira. Pero Cristina Fernández demostró en la escucha telefónica con su exsecretario general y extitular de la AFI, Oscar Parrilli, que tiene "pocas pulgas" para destratar a su "mayordomo" leal. 

Una vez que termine la feria judicial, Cristina Fernández de Kirchner podría sumar una nueva investigación en su contra. Esta sería en virtud de conversaciones telefónicas que mantuvo con el extitular de la Agencia Federal de Inteligencia.

Estas escuchas están en poder de la Dirección de Captación de Comunicaciones del Poder Judicial que depende de la Corte Suprema. Y fueron halladas luego de que el juez federal Ariel Lijo ordenara intervenir el teléfono de Parrilli, por una causa en la que Ibar Pérez Corradi lo acusa de encubrimiento.


En el diálogo, Fernández de Kirchner habló de "causas que le armamos" a Stiuso. El fragmento de la conversación difundo por el programa radial de Luis Majul:

CFK: – Hola Oscar.

OP: – ¿Quién habla?

CFK: – Yo, Cristina pelotudo. 

OP: Recién me llamó un periodista por el reportaje de Stiuso. 

CFK: Por eso te estoy llamando, a este tipo hay que matarlo, es un caradura. 

OP: No lo leí todo. Me dicen que está como apichonado: que no te conoce a vos y no lo conoció a Néstor. 

CFK: A Néstor seguro que lo conoció.

OP; Dice que no, dice que no. Ahora estoy esperando que llegue el diario...

CFK: Pero entrá en internet, Oscar.

OP: Bueno, pero estoy en el auto pero por eso...

CFK: ¿Dónde estás Oscar ahora?

OP: En Neuquén.

CFK; ¿Ya sé Oscar, pero donde estás físicamente?

OP: En la casa de mi hijo.

CFK: Bueno querido andá a tu casa y ponete a laburar!

OP: Bueno, lo leo todo y ya pensaba salir.

CFK: Yo quería leerlo urgente porque no puedo entrar a La Nación.