POLITICA EXCLUSIVO

La Justicia le prohíbe a la hija del "Momo" Venegas hablar de sus hermanas

Eva Venegas había mencionado a supuestos testarerros de quedarse con el dinero de su padre. Deberá pagar 30 mil pesos si vuelve a mencionarlos.

María Eva Venegas junto a su padre Gerónimo Venegas.
María Eva Venegas junto a su padre Gerónimo Venegas. Foto:Cedoc
María Eva Venegas, hija del exsindicalista de UATRE Gerónimo "Momo" Venegas, rompió el silencio y provocó un escándalo nacional que puede traer consecuencias directas al gremio que supo manejar su padre los últimos 26 años.

Habló de supuestos testaferros, acusó al nuevo titular del sindicato, Ramón Ayala, de quedarse con dinero de su padre y disparó contra sus hermanas y su madre por haber hecho un acuerdo -siempre según su versión- con Carlos Arrieta para dejarla afuera de una herencia que estaría en manos del círculo íntimo de Venegas.

Las declaraciones fueron tan fuertes que ya hay una denuncia penal y en UATRE temen un posible allanamiento para conocer en detalle los documentos que manejan en la sede de Reconquista 630. A raíz de todo esto Eva recibió dos notificaciones que le pusieron un bozal legal sobre casi todos los protagonistas de esta historia que comenzó el mismo día en que el "Momo" falleció en su Necochea natal.

El primero, a través del Juzgado Civil y Comercial Nº2 de Necochea fue pedido por Artemio Ariel Matías Zufriategui (esposo de Yanina Venegas), Carlos Alberto Farnos y Carlos Alberto Arrieta para que no pueda hablar más de ellos. "Eva María Isabel Venegas se abstenga de nombrar, exhibir, difundir o divulgar datos, informaciones o imágenes vinculadas (...) a Artemio Ariel Matías Zufriategui, Carlos Alberto Farnos y Carlos Alberto Arrieta que se refieran a sus vidas privadas, intimidad familiar o a la actividad laboral de los mismos". La medida, según se desprende de la notificación que obtuvo Perfil, "alcanza a todo tipo de publicación que pudiere realizarse en cualquier medio de comunicación, ya sea televisivo, radial, gráfico, diarios digitales; como así también redes sociales tales como Twitter, Facebook, Instagram, Snapchat, Whatsapp, Youtube y/o cualquier otra de alcance masivo (...) Todo ello, para el caso de incumplimiento, bajo apercibimiento de aplicar sanciones conminatorias, que en este acto se fijan en la suma de PESOS TREINTA MIL ($ 30.000) por cada incumplimiento que se registre y acredite en autos...".

El segundo, escrito prácticamente igual y a través del mismo juzgado, fue interpuesto por la denuncia de su madre Nélida Rosa Andino y sus hermanas Pamela y María Estela Venegas. Hace minutos ingresó una nueva orden donde se suma a Yanina y María de la Paz. Días atrás Eva habló de supuestos testaferros que se quedaron con dinero suyo. 24 horas después, las hermanas emitieron un comunicado acusándola de ensuciar el apellido de su padre. Ante la magnitud de las acusaciones, el sindicato señaló que el aumento patrimonial del gremio "fue producto de una gestión exitosa", y aclaró que Ayala conduce el gremio desde la muerte de Venegas porque "se desempeñaba como Secretario General Adjunto, asumiendo el liderazgo del gremio por ser el primero en la línea sucesoria y lo conducirá hasta 2019 en que culmina su mandato legal". Además, desmintieron las irregularidades en el aumento de recursos del gremio y anticiparon que "toda la documentación ya fue presentada a las autoridades pertinentes".

El viernes el abogado Alejandro Sánchez Kalbermatten denunció penalmente ante el Juzgado federal Nro. 9 del juez Luis Rodríguez el "delito de acción pública contra los Sres. Carlos Arrieta y Ramón Ayala (titular de UATRE), quienes fueran señalados por la mencionada, así como también todos los responsables que arroje el desarrollo de las investigaciones". En vistas de eso, exigió que se cite "a las actuales autoridades de la UATRE, disponer el allanamiento urgente de dicho sindicato a fin de recabar documentación referida a los movimientos financieros del mismo y solicitar informes a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) a fin de establecer los movimientos fiscales y toda actividad comercial registrada a nombre del fallecido Venegas, así como también de la UATRE, la totalidad de los sucesores y de los imputados".