POLITICA DE LOS ‘TROLLS’ A LOS ‘LIKES’

Facebook y Twitter, dos armas clave para la próxima contienda electoral

PERFIL COMPLETO

En 2009, el kirchnerismo logró impulsar una reforma electoral que prohíbe a los candidatos pautar publicidad en TV y radio durante la campaña. Esos espacios ahora se distribuyen mitad por sorteo y mitad por igual repartición entre los distintos espacios políticos.

Por eso, los candidatos ya no gastan en minutos de aire (sólo en la realización de los spots) y reenfocaron sus esfuerzos en campañas de vía pública y, cada vez más, en redes sociales como Facebook, YouTube o Twitter.

Un referente del mundo de la publicidad online explicó a PERFIL que una campaña presidencial “en la web”, con presencia en redes sociales, ronda los US$ 7 millones.

Uno de los costos desconocidos de promocionar candidatos en internet son los trolls o usuarios apócrifos que se crean en las redes sociales para criticar a los enemigos y promocionar a los amigos. Simple.

También se pagan data entries con una función similar, pero para los comentarios de las notas de los portales de las webs con más visitas. Una agencia que se especializa en este tipo de prácticas recordó que en la campaña de 2011 Scioli utilizó unos 200 de estos trolls para posicionarse en su campaña.

En 2015 será la primera vez que se use todo el potencial de Twitter. La red cobra unos 0,20 centavos de dólar por retuit, por ejemplo.  Aunque la estrella será sin dudas Facebook, con unos 24 millones de usuarios en la Argentina, casi lo mismo que el padrón electoral total.



L.M./J.S.