POLITICA CAMARA FEDERAL DE LA PLATA

Fallo histórico: los delitos de corrupción no prescriben

Fue en un proceso donde se investigaba a un juez que murió sin ser llamado a indagatoria. Sienta un precedente y sacude a los tribunales federales, que llevan adelante las causas por delitos contra los recursos del Estado.

Poker. Jaime, Báez, López y Boudou, cuatro de los ex funcionarios con problemas judiciales.
Poker. Jaime, Báez, López y Boudou, cuatro de los ex funcionarios con problemas judiciales. Foto:Cedoc Perfil
La Cámara Federal de La Plata declaró ayer la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción, en una causa  contra un juez, impulsada por la diputada Elisa Carrió. El fallo se convirtió en un precedente inesperado y causó un cimbronazo, porque podría aplicarse a otros casos en el futuro.
En un contexto en el que los tribunales federales son el centro de la escena, por la gran cantidad de causas de corrupción que se activaron desde que Cristina Kirchner dejó la Casa Rosada, este fallo podría sentar jurisprudencia y extenderse. Hasta ahora, estos delitos prescribían más tarde o más temprano, según la condena que determinaba el juez. Sin embargo, la imprescriptibilidad cambia el escenario radicalmente.

El caso. El juez Julio César Miralles estaba acusado de corrupción por habilitar casinos fuera de su jurisdicción. Pero se murió en medio del proceso penal y no llegó a ser llamado a indagatoria. La causa tiene más de diez años y todavía no hay nadie procesado.
Carrió se presentó como amicus curiae (amigo del tribunal) para sentar un precedente. Ayer, la diputada celebró el fallo. “Es el gran paso contra la corrupción en los últimos tres años”, afirmó. Y agregó: “Aun en la enfermedad, mi felicidad es extrema”. La legisladora acaba de ser operada del corazón y está en reposo.
El argumento que expuso Carrió ante la Cámara Federal fue que la Constitución Nacional indica claramente que los delitos contra el orden institucional son imprescriptibles. El fallo involucra a un funcionario de uno de los tres poderes, en este caso el Judicial.
La Sala II de la Cámara Federal de La Plata, integrada por Lepoldo Schiffrin, César Alvarez y Olga Calitri, dictaminó, como consecuencia de un pedido de prescripción de los otros imputados. Pero Elisa Carrió apeló y la Cámara falló que, a partir de ahora, esa causa se volvía imprescriptible.
Entre sus citas, el juez Schiffrin en su dictamen se refirió a la corrupción. “Tal es el legado de Roma: un rico instrumental jurídico para evitar la impunidad de la corrupción, que no sirvió de mucho a la República, infectada por ella, leyes cuya ineficacia, como dijimos, lamentaba Cicerón”. “El remedio a la corrupción exige, pues, un grado importante y extendido de moral cívica, de preocupación por el bien común”, sentenció el magistrado.

Denuncias. Carrió es la impulsora de muchas de las denuncias que los jueces federales aceleraron desde que Cristina Kirchner dejó el poder. Por caso, la acusación contra el ex secretario de Obras Públicas, José López, se inició en 2008 y después de ocho años comenzó la investigación cuando el ex funcionario fue descubierto in fraganti arrojando 9 millones de dólares a un convento.
La legisladora también es autora de varias denuncias contra el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, a quien acusa de enriquecimiento ilícito y de fraude a la administración pública. El ex mandatario niega todo. Pero Carrió insiste. Lo investiga el fiscal de La Plata Alvaro Garganta.
Uno de los grandes problemas en los casos de corrupción, en definitiva, es que la investigación se extiende durante muchos años y las causas prescriben. Este fallo de la Cámara Federal de La Plata podría revertir esta situación. Muchas de las denuncias contra ex funcionarios kirchneristas se iniciaron hace varios años y podían quedar en la nada sin esta sentencia.
¿Será el fallo un golpe a la corrupción? Es uno de los anhelos de Carrió, impulsora de este fallo, que ayer sacudió a los tribunales federales.n