POLITICA DEFENSA

Falta presupuesto pero prometen 24 cazas de combate

El Gobierno anunció su intención de comprar nuevos jets de guerra. Pero están lejos del alcance presupuestario. La fábrica local, con problemas para producir.

PERFIL COMPLETO

Foto:Ministerio de defensa
El ministro de Defensa, Agustín Rossi, firmó este martes un acuerdo de “asociación estratégica” con Brasil para que la Argentina participe en la construcción en serie del avión de carga Embraer KC-390. También anunció la intención de adquirir 24 aviones de combate suecos Saab Gripen NG de última generación, una operación que podría ascender a los US$ 3.000 millones.
La noticia surge en medio de cuestionamientos a la situación de la Fábrica Argentina de Aviones (Fadea) que participará como proveedor de partes para el avión de la empresa brasileña Embraer y, se ilusionan en Defensa, podría también aportar a la construcción de los 36 Gripen NG de la Fuerza Aérea Brasileña, que se realizará en Brasil por un convenio con Suecia de US$ 4.500 millones.
Pero la realidad es que la operación multimillonaria para renovar el obsoleto parque aéreo militar argentino parece de difícil concreción antes de la finalización del mandato presidencial. Desde la cartera de Defensa explicaron a PERFIL que la posibilidad de concluir el acuerdo antes de diciembre de 2015 “estará influenciada por el volumen de trabajo necesario para lograrlo, y por los múltiples factores técnicos y económicos que intervienen en el proyecto”.
Fuentes de la Cancillería brasileña indicaron que “lo que se anunció esta semana fue la intención del gobierno argentino de iniciar las negociaciones para la adquisición de 24 cazas suecos Gripen NG que serán producidos en Brasil”. También aclararon que “las condiciones de la compra, como la eventual participación argentina en la producción de esos aviones, será objeto de tratativas, en los próximos meses”. En tanto, en la embajada de Suecia en Buenos Aires se indicó que no hubo ningún contacto con el Gobierno.
“Primero dijeron que iban a comprar aviones Mirage usados a España; después, anunciaron que iban a comprar aviones similares a Israel, pero al poco tiempo dijeron que no tenían presupuesto; ahora sale este anuncio que habrá que ver cómo se implementa porque no hay asignación presupuestaria”, evaluó el ex ministro de Defensa, Horacio Jaunarena.
Estanislao Forbes, delegado del sindicato de técnicos aeronáuticos (APTA) en la planta cordobesa de Fadea, indicó que “del nuevo programa con Embraer se entregaron algunas partes, ahora la línea del KC 390 está tratando de entregar el segundo conjunto de piezas, pero a la fecha tiene problemas de piezas y materiales que deberían ser ensambladas aquí”. El sindicalista, que integra un gremio afiliado en la CGT de Hugo Moyano, indicó que “la línea del KC390 está prácticamente parada”, además de señalar que “la gente tiene toda la buena voluntad, pero no puede hacer milagros por falta de materiales y piezas”.
Desde su visión, “las piezas faltan por la mala gestión y la mala conducción del anterior directorio y de la actual conducción”. Los problemas señalados se suman a los retrasos en el cronograma anunciado para la construcción del avión de entrenamiento argentino Pampa 3, el escándalo por gastos en una fiesta y la denuncia del propio Forbes sobre una agresión que sufrió en la planta aeronáutica.
Fuentes del Ministerio de Defensa indicaron que otros trabajadores tienen una visión distinta. Es el caso de Luis Heredia, delegado de la Asociación de Personal Aeronáutico –afiliado en la CTA oficialista– en Fadea: “La fábrica está trabajando en un 70/80%. Se hicieron estructuras de aviones Pampa, tal vez en algunos sectores hay falta de repuestos por momentos, pero la mayor parte de la fábrica está trabajando. Hacía 20 años que no exportábamos nada y asociarse a Embraer es importantísimo”.
Por su parte el jefe del programa KC390 en Fadea, Jorge Castagneris, indicó: “Se hace un esfuerzo muy grande, trabajando sábados y domingos para entregar todo en tiempo y forma. Estamos en un proceso de cambio de materiales, y están llegando bien en más del 95%”

Aurelio Tomas / Ariel Bogdanov