POLITICA

Farmacias en pie de guerra contra PAMI: "Peligra la atención a jubilados"

Reclaman 472 millones de pesos que el organismo "retiene" en el régimen de pagos. ¿Problemas financieros? 

Foto:Cedoc

Farmacéuticos reclaman al PAMI la millonaria cifra de 472 millones de pesos -de los cuales 382 corresponderían a medicamentos ambulatorios- que, según denuncian, el organismo estatal retiene de manera arbitraria en el pago de medicamentos.

Raúl Mascaró, presidente de la Confederación Farmacéutica Argentina, dijo a Perfil.com: "Peligra la atención a los jubilados si esto no se resuelve, es imposible seguir de esta manera".

En ese sentido, adelantó que el martes habrá una reunión nacional para tomar una decisión al respecto. "No tenemos conocimiento del motivo de estas retenciones en los pagos. Queremos que a los jubilados no les falten medicamentos pero no nos dejan alternativa", agregó a este portal.

El dirigente de la entidad dijo desconocer los motivos para las retenciones en los pagos, que "generan demora adicional a la existente", ya que, según explicó "aún no terminamos de cobrar mayo por parte del PAMI".

Por su parte, el presidente de la Cámara de Farmacias Bonaerenses (CAFABO), Julio Álvarez, explicó el porqué de la arbitrariedad del organismo para retener millones de pesos: "Realiza débitos injustificados ya que de manera unilateral marcan diferencia en los precios de medicamentos, pero los mismos fueron firmados entre la Industria farmacéutica y PAMI, y autorizados por el Estado nacional".

Álvarez explicó cómo es la operatoria: "PAMI nos tiene que abonar mensualmente por prestaciones que hacen las farmacias. Pero no explican porqué hacen el ajuste. Hoy PAMI no debería tener problemas financieros pero los está teniendo porque no paga en fechas correspondientes".  

Según sus estimaciones, la deuda total que se mantiene con las farmacias que atienden el convenio PAMI ronda los 780 millones de pesos.

Este portal se comunicó con voceros de la entidad, pero no hubo respuestas sobre el tema de esta nota.

 

(*) De la redacción de Perfil.com.



Ramón Indart