POLITICA CASI CINCO MESES DE MISTERIO

Fein suspendió por segunda vez sus vacaciones y avanza con las pericias

La fiscal que investiga la muerte de Nisman pidió apurar el peritaje informático. Intenta determinar quién ingresó a la computadora del fiscal.

Foto:Cedoc

La fiscal Viviana Fein volvió a suspender sus vacaciones para seguir investigando la muerte del fiscal Alberto Nisman y pidió a la división de Cibercrimen de la Policía Metropolitana apurar el peritaje informático sobre los equipos de telecomunicaciones secuestrados en la causa. En especial, la titular de la fiscalía de Instrucción Nº 45 de Capital Federal quiere que los peritos finalicen los análisis de la laptop de Nisman y su celular, donde detectaron un virus troyano.

En concreto, el domingo 18 de enero a las 20.07 la computadora de Nisman, una Samsung NP 530 3C, presentó una entrada que provocó eventos masivos simultáneos. A esa hora, el fiscal ya llevaba varias horas muerto, pero aún los especialistas que trabajan en el peritaje no encuentran explicación a tales modificaciones. Incluso, no lograron determinar si se trató de una entrada remota o local, al igual que todavía no pueden confirmar la entrada de las ocho de la mañana de ese mismo día, en la cual se recorrieron portales de los diarios PERFIL, Clarín y La Nación, la cuenta de Yahoo de Nisman y buscaron la palabra “psicodelia” en el buscador de Google.

Fuentes de la causa indicaron que se detectaron modificaciones en los horarios de la computadora por lo que tampoco se puede afirmar que los eventos hayan ocurrido ese día y en esos horarios. Investigan si esas modificaciones hayan sido producidas adrede con intención de borrar información.

Lo cierto es que, pese al pedido de Fein, la Metropolitana difícilmente pueda finalizar el peritaje antes de un mes, debido a que dependen también de la disponibilidad horaria de Gustavo Presman y Marcelo Torok, peritos de la querella y la defensa, respectivamente. Incluso, temen que nunca lleguen a determinar lo que ocurrió con la computadora. Sobre el celular, señalaron que investigan si el virus pudo haber sido instalado de forma accidental o por algún interesado en acceder a la información que allí almacenaba el fiscal.

Durante los últimos días trascendió que en una computadora de Nisman se hallaron comprobantes de pagos que el fiscal fallecido habría hecho a un fideicomiso por dos departamentos en la Ciudad de Buenos Aires y también por unos terrenos ubicados en Punta del Este que el fiscal no tenía declarados como propios (ver aparte).

En lo que tiene que ver con declaraciones de testigos, esta semana desfilaron por la fiscalía de Fein el juez Ariel Lijo y su hermano Alfredo, quien negó ser un agente de la Secretaria de Inteligencia y no pidió reserva de su testimonio.



Cecilia Di Lodovico