POLITICA LO MIDEN EN LA PROVINCIA

Fervor oficialista para pegarse a Máximo y así lograr la bendición

Fue blanco de los elogios de funcionarios y candidatos que buscan congraciarse con la Presidenta. Creen que será candidato a diputado.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil y Twitter

El mito alrededor de Máximo Kirchner se alimenta de su creciente influencia en el Gobierno, de sus escasas apariciones públicas y sus movimientos calculados. Sus decisiones casi no se filtran a la prensa, lo que potencia las especulaciones y la utilización de su nombre por parte de otros kirchneristas. Así, si bien el jefe de La Cámpora no tiene decidido qué lugar ocupará en las boletas oficialistas, en su entorno apuestan a que será candidato a diputado nacional por Santa Cruz, aunque no descartan que lo haga por Buenos Aires.

En los últimos días, al hijo de la Presidenta lo elogiaron Daniel Scioli, Florencio Randazzo y Aníbal Fernández. Para los que están anotados en la carrera oficialista por la presidencia y la gobernación, ser el precandidato más cercano a Máximo (o incluso sugerirlo como posible vice de sus fórmulas) es casi un sinónimo de ser el único kirchnerista legítimo o, directamente, el favorito de Cristina.
Pero mientras la Presidenta quiera ubicarse por encima de las internas, no puede permitirse avalar esa lectura. Sería como inclinar la balanza a favor de alguno de los aspirantes a la presidencia o la gobernación. Así, resulta casi imposible que Máximo sea precandidato a vice de Scioli o de Randazzo.

Uno de los jefes camporistas de perfil más militante y basista,  Andrés “Cuervo” Larroque, lo preferiría como cabeza de lista para diputados nacionales por la provincia de Buenos Aires, donde Máximo nació hace 38 años. El ministro Julio De Vido, el intendente Patricio Mussi y Martín Sabbatella también animaron esa postulación.

A su vez, una encuesta difundida recientemente alienta con optimismo esa posibilidad. Según la consultora Ibarómetro, Máximo Kirchner tiene un piso de 26 puntos en la provincia, con 27,8% en el Conurbano y 22,9% en el interior provincial. En segundo lugar, Jorge Macri suma 22,9% y 25,2%, y le sigue la massista Malena Galmarini.

La encuesta telefónica es del 31 de mayo pasado, y su insistente difusión actual no resulta inocente. La agencia Télam y los demás medios de la cadena no estatal del kirchnerismo seguirán machacando con esas cifras, en una especie de lance interno y tanteo social.
A favor de esa hipótesis, si Máximo fuese cabeza de lista en un distrito clave como el bonaerense, la tropa se ordenaría más fácilmente y el oficialismo se ahorraría fricciones. Además, La Cámpora fantasea con mantener un importante bloque legislativo y tener cierto control político a futuro de la provincia.

Sin embargo, un dirigente camporista que lo conoce bien apuesta a que finalmente Máximo se presentará como candidato a diputado por Santa Cruz, provincia en la que vivió casi toda su vida. La vía de imitar la carrera de su papá, Néstor, e ir por la intendencia de Río Gallegos ya quedó descartada, sobre todo porque las encuestas no daban garantías de éxito. Una banca como diputado santacruceño, en cambio, le permitiría intentar un equilibrio entre visibilidad, influencia y perfil bajo.



Andres Fidanza