POLITICA NOCHE VIOLENTA

Figuras de la política, el deporte y la televisión, testigos de los desmanes

Foto:Cedoc Perfil
Mauricio Macri invitó ayer a los radicales Oscar Aguad (diputado) y Ramón Mestre (intendente de Córdoba) a ver el Boca-River en su palco en la Bombonera. Allí estuvieron hasta que comenzaron los incidentes, momento en que dejaron la cancha.
No fueron los únicos políticos que presenciaron los desmanes. Del Pro, estuvieron los integrantes de la comisión directiva de club: Enzo Pagani, Oscar Moscariello y y Andrés Ibarra (ministro de Modernización). También Jorge Garayalde, Francisco Quintana y Roberto Quattromano (legisladores).
El radicalismo también tuvo representantes allí. Estuvieron el senador Ernesto Sanz y el candidato a gobernador de Formosa, Luis Naidenoff, quien luego de abandonar la Bombonera dijo sentir “impotencia y vergüenza” y pidió explicaciones a las fuerzas de seguridad y a la dirigencia del club.
Del oficialismo, antes de que arrancara el primer tiempo estuvieron en la platea media el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, y el secretario de Seguridad, Sergio Berni. También el diputado Carlos Kunkel dijo presente.
A diferencia de la mayoría de los políticos que dejaron el estadio cuando comenzaron los incidentes, el intendente de La Plata, Pablo Bruera, se quedó en la tribuna, y fue tomado por las cámaras gritando exaltado a los jugadores de River. También hubo personalidades como Adrián Suar, Juan Martín del Potro y Gustavo Yankelevich.

Rosario Ayerdi