POLITICA

Fin de ciclo para el bigote de Aníbal Fernández

Sorprendió ayer en la cumbre del PJ con un cambio de look al dejarse una frondosa barba. 

Foto:Dyn

Parece que Aníbal Fernández trata de cerrar un ciclo y reapareció ayer públicamente con un sorpresivo cambio de look. El ex candidato a gobernador bonaerense abandonó su distintivo bigote, que le valió el apodo de "La Morsa", y en su lugar se lo pudo ver con una frondosa barba.

El Consejo Nacional del PJ realizó ayer una cumbre para convocar una elección interna para el próximo 8 de febrero con el fin de elegir a las nuevas autoridades partidarias, así como la realización de un Congreso Nacional partidario el 24 de febrero para debatir de forma más profunda sobre la situación de la fuerza opositora. Entre los presentes estuvo Aníbal Fernández, quien acaparó la atención de las cámaras del lugar.

Con un atuendo más informal al que nos tiene acostumbrados, se presentó con una remera blanca de la Confederación Argentina de Hockey, entidad que preside. Con ese cambio de look, robó el protagonismo en el día en que se anunció la ruptura del bloque de diputados del Frente para la Victoria.

El bigote de Aníbal Fernández cumplía este 2016 32 años. Cuando nació su primer y único hijo, Facundo, el ex jefe de Gabinete emprolijó su rostro y se lo afeitó y desde ese entonces nunca más se mostró a cara limpia. El mostacho lo acompañó como un rasgo inseparable a su forma de ser en su paso por la municipalidad de Quilmes, por la cámara de senadores bonaerenses, por los gabinetes de Carlos Ruckauf en la provincia y de Eduardo Duhalde en la Nación, y durante los doce años de kirchnerismo. 



Redacción de Perfil.com