POLITICA TV, RADIO Y LA AGENCIA TELAM

Fin de ciclo para los medios públicos pese a la resistencia

En RTA, Bauer afirma que seguirá en el puesto, pero ya renunció gente de su confianza. En Télam, los empleados temen despidos.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

“La primera reacción fue desazón y, antes del ballottage, se bajó la orden de que había que resistir”, comentó a PERFIL un periodista que trabaja en uno de los principales medios públicos. Una situación similar se repitió en distintos espacios del sistema de Radio y Televisión Argentina (RTA), que incluye a la TV Pública, Radio Nacional y la agencia Telam.

Una estrategia de las autoridades, deslizada por fuentes internas, es designar a las principales personas de confianza de los gerentes en otras áreas. Esto indica que, más allá de la voluntad de resistir, saben que tras el cambio de gobierno el desenlace será su remoción.

El caso de “resistencia” más emblemático es Tristán Bauer, el presidente de RTA. Sin embargo, un ejemplo de la perspectiva que abarca a las primeras líneas es Oscar Gómez Alé, quien se desempeñaba como gerente de programación de la TV Pública y es muy cercano a Bauer, y ya habría encontrado un nuevo destino. En principio, indicaron las fuentes, Gómez Alé estrenará una obra como productor teatral el 14 de enero.

En algunos casos, se señaló que había cierta incomodidad con la estrategia de resistencia, en otros se argumentó que las normas son las que permiten garantizar la continuidad. Bauer dijo que “el 6 de diciembre de 2013 se ratificó a todos los miembros del directorio, que tiene mandato hasta diciembre de 2017”. La nueva administración aspira reemplazarlo por Hernán Lombardi, quien valoró algunos aspectos de la gestión, pero criticó el tono militante de varias emisiones. Habló de “fanatismo” y “crueldad”.  

La defensa del kirchnerismo. Fuentes de la gerencia de RTA interpretaron en diálogo con PERFIL que “se cuestiona a la TV Pública por 678, un programa que cumplió en su momento su función y que se lo señala tanto porque tuvo mucho éxito”. Reconocen que la emisión “estaba desbalanceada” y apuntaron que “es un tema que se puede revisar”. Pero remarcaron que el noticiero “siempre incluyó a todos los sectores”. Un informe que se distribuyó internamente en la TV Pública reivindicó como principales logros de la gestión “una inversión inédita en tecnología, equipamiento e infraestructura; el desarrollo de una programación diversa y de calidad; y la relación con la comunidad”.

Otro foco de polémica por la gestión de medios oficiales durante el kirchnerismo fue Télam. Desde 2012 la agencia pública está bajo el control directo de La Cámpora, con la gestión de Santiago “Patucho” Alvarez primero y de Fabián “Conu” Rodríguez después. Una cuenta anónima de Twitter, @telamparatodos, que verificó PERFIL, está gestionada por un grupo de trabajadores de la agencia, denunció en los últimos días la entrada de unos treinta militantes, además de advertir que “La Cámpora se va dejando deudas con Nextel, celulares, fumigadores y atraso con el personal de limpieza”.

Patricio Klimezuk, delegado de Sipreba en la agencia, explicó que “hay un clima de incertidumbre entre los trabajadores y el jueves se realizó una asamblea para discutir el tema”. Allí, indicó, se resolvió “la defensa de todos los puestos de trabajo”, entre otros.



Aurelio Tomas