POLITICA VATICANO

Francisco ratificó que la carta era auténtica y criticó a los medios

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Una carta enviada por el papa Francisco a Cristina Kirchner para saludarla por la fiesta patria del 25 de mayo fue motivo de polémica cuando un vocero del Vaticano dijo que era “trucha”. El episodio se esclareció ayer cuando el propio sumo pontífice se comunicó con el embajador en el Vaticano, Juan Pablo Cafiero, y le afirmó que la misiva era auténtica: “Se corresponde con telegramas que suelen enviar a otras naciones cuando se celebran fechas patrias”.

El ex arzobispo de Buenos Aires también se apenó, según le transmitió Cafiero a la Presidenta, por “los que sembraron dudas de la autenticidad de la carta”. En la conversación con Cafiero, se informó oficialmente, el sumo pontífice transmitió su fastidio “con algunos medios que quisieron sacar agua de la tierra árida para generar conflictos sin tener el rigor de informar con la verdad a la sociedad”.

Cafiero relató que el Papa le solicitó “expresamente” que le comunicara al gobierno argentino la ratificación “de manera terminante de que la carta es auténtica”. Le insistió con su “afectuoso saludo al país y a la Presidenta”. Además, le pidió que hiciera pública la conversación.

El Papa también le había dicho lo mismo al ex jefe de Gabinete de la Cancillería, Eduardo Valdez, a través de un correo electrónico.

De acuerdo con lo que relató el ex funcionario, el sumo pontífice le respondió: “Estimado Eduardo, gracias por tu correo, la carta es auténtica y es el modelo que habitualmente se envía en forma de telegrama a los jefes de Estado para la fecha nacional”.

El nuncio apostólico Emil Paul Tscherrig se comunicó primero con el secretario de Culto, Guillermo Oliveri, para ratificarle la autenticidad de la carta.

Lo hizo a la una de la mañana de ayer, después de que el escándalo estallara. Por la mañana, Emil Tscherrig dio una conferencia de prensa en la que dijo que la carta “nunca fue falsa. Es verdadera”. Y aclaró que no hay conflictos entre el Vaticano y el Gobierno. Atribuyó a una “confusión” la desmentida del día anterior de un vocero del Papa. “Es una carta normal, un mensaje normal que se envía de un gobierno a otro gobierno”, concluyó. Ayer a la mañana, el secretario general de la presidencia, Oscar Parrilli, y Oliveri contaron el texto que le envió Cafiero a la Presidenta.



Mariano Confalonieri