POLITICA CORRUPCIóN

Freiler usó cheques de un empresario beneficiado en una causa de lavado

El camarista compró un auto de alta cama para su "amigo" Raúl Alberto Mingini.

Magistratura. Esta semana, el juez rindió explicaciones.
Magistratura. Esta semana, el juez rindió explicaciones. Foto:Cedoc Perfil

El camarista federal Eduardo Freiler, que afronta una acusación en el Consejo de la Magistratura por supuesto mal desempeño, admitió que compró un auto de alta gama con cheques de su "amigo" Raúl Alberto Mingini, empresario de La Plata beneficiado en una causa de lavado de dinero proveniente del narcotráfico.

Una investigación del periodista Hugo Alconada Mon, publicada hoy por el diario La Nación, afirmó que el magistrado reconoció que a Mingini le "dio una mano" para la adquisición de una cupé Mercedes Benz C250 Blue Efficiency, en enero de 2013, y agregó que "el coche ya está vendido, en diciembre del año pasado".

Consultado por quien le dio los cheques, respondió: "Es un amigo de bastantes años; un amigo de La Plata, pero no lo quiero mandar al frente". Ante la insistencia del entrevistador, reconoció que se trata de Mingini, dueño del Grupo DF, aunque prefirió no hablar más del asunto. "Yo estoy tratando de salir de esto (por el proceso en el Consejo de la Magistratura) y ahora esto... no es necesario", se excusó.

Freiler compró el vehículo en la concesionaria Automotores Juan Manuel Fangio pagando "parte al contado" y el resto "con doce cheques mensuales de pocos menos de 7.000 pesos cada uno", según consignó La Nación.

Sin embargo, Mengini negó a ese medio ser amigo de Freiler aunque admitió: "Lo conocí por mi abogado, que después fue socio mío, Jorge Casanovas, el ex ministro (bonaerense de Justicia, ya fallecido)" y que ello ocurrió "en un evento en el Hyatt o Hilton, en 2009 o 2010". "Nunca más estuve con él aunque lo vi de lejos una vez en Pinamar. Él (por Freiler) estaba con sus amigos y ni me vio ni me saludó", añadió el empresario.

En cuanto a los pagos del Mercedes Benz, el empresario afirmó que firmó "un montón de cheques, miles" pero añadió: "No recuerdo esos, de lo que estoy seguro es de que no le di un cheque a Freiler ni él me los pidió".

Algunos de esos cheques "rebotaron por falta de fondos" pero "Mengini logró sacar adelante sus empresas y pagar esos 12 cheques", sostuvo el diario y agregó que el empresario estuvo acusado por el crimen de quien fuera su novia, en 1981, y pasó nueve meses detenido por narcotráfico, en 1991. En ambos casos lo declararon inocente.

Además, Mengini demandó a la Justicia federal y finalmente consiguió que la Cámara de Casación Penal le adjudicara el uso y explotación de la estancia Rincón Grande, en el partido bonaerense de Balcarce, que había pertenecido al narco mexicano Amado Carrillo, alias "El Señor de los Cielos", sobre la cual aquel aseguraba tener una hipoteca.

Ese expediente judicial, que en primera instancia fue llevado, sucesivamente, por el juez federal Rodolfo Canicoba Corral y el juez subrogante Octavio Aráoz de Lamadrid -que renunció en 2009 en medio de un juicio político por mal desempeño en el Consejo de la Magistratura-, "pasó reiteradas veces por las manos de Freiler".

Freiler está siendo sometido a un juicio político, por presunto mal desempeño, en el Consejo de la Magistratura, donde el camarista compareció el 18 de abril pasado, replicó las acusaciones y denunció la existencia de un "dispositivo de disciplinamiento para que ningún juez levante voces altisonantes contra lo que quiere un gobierno". El camarista interpretó que el juicio político en su contra está relacionado con su postura en dos causas: Hotesur y la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman por "encubrimiento" del anterior gobierno sobre el atentado contra la AMIA, en los que está imputada la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

La Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo debe emitir un dictamen que, luego, será tratado por el plenario del Consejo de la Magistratura.