POLITICA ENTREVISTA CON EL ARMADOR POLITICO DEL GOBIERNO


Frigerio: el gabinete cambiará por las elecciones

El titular de la cartera de Interior confirmó que algunos ministros dejarán el Poder Ejecutivo para competir en los comicios del año próximo. Y asegura que Macri no mintió al prometer la eliminación de Ganancias.

Defensor. Destaca las medidas gradualistas tomadas por Macri.
Defensor. Destaca las medidas gradualistas tomadas por Macri. Foto:Cedoc Perfil
Se lo ve cansado pero contento. Venía de ganar, el miércoles pasado, 5 a 1 con el equipo de Casa Rosada en el clásico “picadito” de Olivos, donde jugó de defensor central, y se entusiasma cuando habla de la cumbre con 1.800 intendentes del viernes pasado en Tecnópolis. Allí, el ministro del Interior y Obras Públicas, Rogelio Frigerio, recibió a PERFIL, entre café y muffins de chocolate y vainilla.
—¿Los datos sobre pobreza que difundió el Indec eran los que esperaban?
—Eran los datos que conversamos varias veces en la campaña. Planteábamos el tremendo panorama que uno de cada tres compatriotas estuviera debajo de la línea de la pobreza. Es una realidad dolorosa que nos obliga a todos, y sobre todo a la clase dirigente, a trabajar unidos para reducir drásticamente la pobreza desde ahora.
—¿Pero qué responsabilidad tiene el Gobierno en esta cifra? ¿Cuánto subió la cantidad de pobres en estos nueve meses?
—Lo vamos a saber a fin de año porque tampoco tenemos ninguna medición del sector privado que compare los primeros seis meses de este año con los de 2015. Nosotros sacamos el velo sobre muchos problemas de la Argentina: el gobierno kirchnerista escondió a los pobres debajo de la alfombra y nosotros expusimos esta realidad. Si al final de nuestro mandato no conseguimos bajar drásticamente la pobreza habremos fracasado.
—¿Cuál es su balance final sobre el aumento de tarifas?
—(Piensa, con una sonrisa). Si algo no hacemos en este gobierno es ocultar los errores, los admitimos. Y fue un error cómo manejamos las tarifas pero haberlo corregido está logrando que podamos dejar atrás el tema y empezar a solucionar otro de los grandes problemas que nos dejó el kirchnerismo que es la energía.
—¿Macri mintió en la campaña con el tema Ganancias?
—No, dijimos en su momento que íbamos a intentar llevar el impuesto a las Ganancias a la situación del 2007, cuando arranca el proceso inflacionario. Estamos en eso.
—¿Y ya lograron esa meta?
—Heredamos el déficit fiscal más alto de la historia y un Estado quebrado. Siempre apostamos al gradualismo ni bien asumimos. A las pocas semanas elevamos el mínimo no imponible, que le costó al Estado alrededor de $ 50 mil millones. Ahora estamos con una reforma que costará $ 30 mil millones para que sea más progresivo el impuesto.
—¿Ve a la CGT está intransigente con este tema?
—Ellos entienden que frente a esta realidad tan difícil, desde el punto de vista fiscal, es necesario ser gradualista. Apoyamos una reforma en Ganancias sin que desfinancie a los gobernadores.
—¿Hasta cuándo cree que tendrán como aliados a los gobernadores del PJ?
—Uno de los activos más importantes del Gobierno es haber logrado un apoyo a la transformación que tiene la Argentina. Y esto se vio en la conferencia para inversores en la que participé junto a seis gobernadores de la oposición que expresaron cuál es la visión sobre el futuro. Si había alguna duda, con las expresiones de esos gobernadores los inversores se fueron convencidos de que los cambios llegaron para quedarse.
—¿Le falta política a este gobierno?
—Profundice la pregunta.
—¿Faltan dirigentes que se sienten con intendentes, sindicalistas y políticos para armar acuerdos?
—No, le sobran. Este es el gobierno que más diálogo con los distintos sectores ha tenido en estos nueve meses.
—¿A qué atribuye que el principal armador político de Macri, Emilio Monzó, esté corrido de las decisiones de mesa chica?
—No es verdad eso, Emilio forma parte de la mesa de coordinación del Gobierno.
—Monzó casi termina a las trompadas con el secretario general, Fernando de Andreis, y no ocupa el mismo rol que antes.
—Es que hoy no está en el Poder Ejecutivo y es el responsable de llevar adelante las políticas del Presidente en el Congreso. Pero sigue siendo un actor fundamental de nuestro proyecto político. Es uno de los responsables que hayamos sacado las leyes que mandó el Ejecutivo.
—¿Por qué no está haciendo política territorial?
—Muchas veces nos acompaña a los que estamos en el Ejecutivo en la política territorial, pero hoy tiene una responsabilidad en el Congreso manejando la Cámara de Diputados.
—¿El 2017 será clave para la gobernabilidad?
—La elección del año que viene va a ser muy importante. Seguramente nos va a permitir tener más representantes de nuestro espacio en el Congreso. No hay muchos antecedentes de un Gobierno con una minoría tan marcada en ambas Cámaras. Y se va a plebiscitar la primera parte de la gestión y vamos a tener estadísticas confiables que van a mostrar si hemos mejorado o no.
—¿Ve cambios de Gabinete a mediano plazo?
—Es probable que algunos dirigentes de Cambiemos que forman parte del Poder Ejecutivo sean candidatos y, como no creemos en testimoniales, van a asumir y eso va a generar cambios.
—¿Juan José Aranguren podría irse?
—No está previsto.
—¿La pasó bien en el casamiento del gobernador Juan Manuel Urtubey (Salta)?
—Muy divertido, me quedé hasta tarde.
—¿Bailó con Isabel Macedo?
—La saludé, mi mujer es celosa.