POLITICA POR SUPUESTAS AMENAZAS


Romina Manguel y el juez Carlos Rozanski se cruzaron por supuestas amenazas

El magistrado denunció "mensajes mafiosos" de la conductora, quien asegura que hizo "el trabajo común de un periodista". Las causas en la Magistratura.

Manguel y Rozanski
Manguel y Rozanski
Foto:Cedoc
El juez Carlos Rozanski y la periodista Romina Manguel se cruzaron hoy, luego de que el magistrado denunciara presuntos "mensajes mafiosos" en una nota que la actual integrante de Periodismo Para Todos publicó hace cinco años.

"Doctor, el diario La Nación me encargó una nota sobre usted. La puedo hacer con o sin usted ¿qué prefiere?”, fue el mensaje que el presidente del Tribunal Nº1 de La Plata dijo haber recibido de parte de la cronista.

"No son llamados agradables. Que te digan 'lo hago con usted o sin usted, qué prefiere'. Son mensajes mafiosos que se mantienen en el tiempo porque en el fondo lo que se hace es defender intereses económicos muy fuertes, muy concretos, que son lo de los medios masivos”, expresó Rozanski en diálogo con No nos queda otra, programa radial de la revista Hamartia, según consignó la Agencia Paco Urondo.

La periodista habló con PERFIL y se defendió: "De ninguna manera interpreto como un mensaje mafioso decirle a una persona que estás perfilando 'mirá, el perfil lo voy a hacer, querés hablar o no'". "De hecho él me preguntó si el perfil iba a salir aunque no hablara y le dije que sí pero que prefería hablar con él. Y nos encontramos y tuvimos una charla de lo más amable y me contó hasta anécdotas de viajes en Pinamar", sostuvo.

Manguel aseguró que le ofreció a Rozanski "si quería hablar". "Yo el perfil lo iba a hacer igual. Los perfiles son así, pero le aclaré que me interesaba hablar con él. Si él interpretó eso como un mensaje mafioso es preocupante. Además dice la ridicules de que yo tengo el poder de poner primero en Google que aparezca esa nota, que investigue cómo funciona Google", precisó en diálogo telefónico con este portal. 

La periodista de PPT opinó que "lo que lo enojó es que en uno de los primeros programas de Lanata contamos cuáles eran los tres jueces con causas en su contra que avanzaban más rápido en la magistratura y él es uno de los tres. Que se defienda en la magistratura, no en Twitter".

"Es el ejercicio básico del periodismo, yo hacía perfiles judiciales en la sección Enfoque de La Nación y uno de los perfiles que hicimos fue el de Rozanski. Hablé con sus exempleados, que lo habían denunciado por malos tratos; hablé con sus empleados actuales, hablé con otros jueces, hablé con camaristas de La Plata y después hablé con él", afirmó Manguel. Y dedujoque otro de los motivos por los que el juez se ofendió fue la mención de los "malos tratos" por parte de sus ex empleados.

Por último, Manguel aseguró que "hay tres jueces que están en Magistratura complicados: uno es Rozanski, el otro es Rafecas y el otro es el camarista Freiler; eso lo puso nervioso". "Será la magistratura quien defina la situación. Me parece peligroso que un juez interprete como un mensaje mafioso a la práctica periodística más habitual y sana. Yo podría haberlo hecho sin llamarlo, sin embargo lo llamé y me senté con él", comentó.

El juez Carlos Rozanski es el presidente del Tribunal Nº1 de La Plata, que condenó a perpetua al comisario Miguel Etchecolatz, al capellán Christian von Wernich y al funcionario civil de la dictadura Jaime Lamont Smart. Fuentes judiciales en la Magistratura confirmaron a PERFIL que la causa avanza en su contra.

"La Justicia investiga tres circunstancias: el permanente acoso laboral a empleados y funcionarios del tribunal, la desidia en el manejo de una cantidad muy elevada de causas, se estiman aproximadamente mil, que han prescripto por el claro desinterés de su impulso, y pretender alquilar o renovar el alquiler de un inmueble que no sería imprescindible ni necesario, con un costo muy elevado y cuyas negociaciones las llevaría a cabo con quien es el titular de la institución locadora y a su vez abogado personal del magistrado", afirmaron fuentes cercanas al Consejo.