POLITICA ESTABA ALCOHOLIZADO

El descargo de Colello, el funcionario que chocó con un auto oficial

El secretario general del Ministerio del Interior indicó que está "suspendido sin goce de sueldo". Sumario interno y autocrítica.

mauricio colello choque
mauricio colello choque Foto:twitter

No iba a pasar desapercibido. El accidente del secretario general del Ministerio del Interior, Mauricio Colello, a bordo de un automóvil oficial tomó estado público luego de que se conocieran las condiciones en que ocurrió: con una concentración de alcohol en sangre que duplicaba lo permitido, el funcionario embistió de atrás a un Peugeot 206 parado en el semáforo de Avenida Corrientes y Leandro Alem. Tal fue el impacto, que este segundo vehículo terminó volcado.

La información, revelada por el portal Big Bang News, generó controversia en las redes, en especial cuando Colello explicó que venía de una "reunión de trabajo" al momento del siniestro, ocurrido el domingo.

El funcionario suspendido realizó un descargo en su cuenta de Facebook en el que se mostró arrepentido del accidente de tránsito que protagonizó. "Gracias a Dios nadie salió lastimado", manifestó.

"Actualmente me han suspendido sin goce de sueldo en mis funciones hasta que la justicia se expida sobre este caso. Además, se inició un sumario interno en el Ministerio independientemente del curso normal del proceso judicial", escribió en la red social. 

Por otra parte, consideró que asumirá "las sanciones que recaigan sobre mí por la responsabilidad de haber cometido un error muy grave. Soy de los que creen que trabajar en el Estado no debe traer ningún privilegio".

A continuación el descargo completo: 

Como ustedes saben el domingo por la noche volviendo de una cena provoque un accidente de tránsito en el cruce de Alem y Corrientes. Gracias a Dios nadie salió lastimado.

Actualmente me han suspendido sin goce de sueldo en mis funciones hasta que la justicia se expida sobre este caso. Además, se inició un sumario interno en el Ministerio independientemente del curso normal del proceso judicial.

Asumo las sanciones que recaigan sobre mí por la responsabilidad de haber cometido un error muy grave. Soy de los que creen que trabajar en el Estado no debe traer ningún privilegio.

En lo personal nunca pensé que podía pasarme algo así. Me hizo abrir los ojos, y entender las consecuencias que surgen de las decisiones equivocadas. Quisiera pedirles disculpas a todos, particularmente a los damnificados, a mi familia, y al equipo de trabajo que pudo haberse visto perjudicado por todo lo ocurrido.