POLITICA SECRETOS DE UN EX COMBATIENTE

Galeano, el “espía” que comanda los operativos antipiquetes

Es la mano derecha del hombre más polémico. Su pasado en Malvinas. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

“Abajo, abajo, abajo, identifícalos a todos. Bajalo, bajalo a los palazos carajo”, ordena a los gritos el coronel retirado Roberto Angel Galeano mientras comandaba un operativo de Gendarmería, sobre la autopista Panamericana, que se encontraba reprimiendo durante una protesta de trabajadores de la multinacional norteamericana Lear Corporation. El hecho sucedió esta semana.

Galeano es coordinador de las Fuerzas Federales. Con el único que se reporta es con el secretario de Seguridad, el teniente coronel en uso de licencia Sergio Berni. Sin embargo, no figura en el organigrama oficial de la cartera que conduce Cecilia Rodríguez. Pero todos saben quién es y cómo trabaja.

Semanas atrás, diferentes militantes de organizaciones de izquierda detectaron a Galeano infiltrándose en distintas manifestaciones, pero no sabían quién era. Cuando lo descubrieron creyeron que era un gendarme y fue rescatado por otros centinelas.

Pareciera ser que la infiltración es su juego. Será por eso que Galeano suele cambiar de apariencia. Se lo puede ver con o sin bigotes, con o sin barba, y a veces con gorrita tipo béisbol. Manejaría una pequeña estructura propia y porta su arma reglamentaria en los procedimientos.

Fue Galeano quien comandó el desembarco de Gendarmería en Rosario. “Además participaba de los operativos. Es un hombre muy activo”, agregó una fuente de la cartera de Seguridad. También fue fundamental su papel durante las protestas policiales que explotaron en diferentes provincias.

En el tercer piso del edificio de Gendarmería, en Paseo Colón 533, dicen que Galeano es el álter ego de Berni. “Es su sombra, es su hombre en el terreno de operaciones. Se maneja con su estructura paralela”, explicó a PERFIL un comisario de la Policía Federal que lo conoce de cerca.

La primera vez que se conoció el curriculum de Galeano fue cuando PERFIL lo publicó en exclusiva el 29 de septiembre de 2013. En Malvinas combatió bajo las órdenes de Mohamed Alí Seineldín en el Regimiento de Infantería Mecanizada 25. Es del arma de caballería y además de tener la aptitud especial de Comando, es un especialista en inteligencia. En 2007 ascendió al grado de coronel, en 2008 fue jefe del batallón de Inteligencia 121, que tiene su asiento en Curuzú Cuatiá; en 2009 fue agregado militar en la embajada argentina en Canadá. También fue jefe del Centro de Reunión de Información del Comando del tercer cuerpo del Ejército, y estuvo en el área de Contrainteligencia, en el séptimo piso del Edificio Libertador. Un hombre que sabe mucho del arte del espionaje. Cuando estaba convencido de que iba a ser promovido al grado de general, la entonces ministra de Defensa Nilda Garré lo pasó a disponibilidad. Fuentes del Ejército aseguran que “Galeano quedó afuera porque tenía problemas con (César) Milani. Ambos son de la especialidad de inteligencia.



Fernando Oz