POLITICA SANTA CRUZ

Gendarmería reprimió a estatales en un corte de ruta en Río Gallegos

La ruta 3 llevaba cortada 12 días, en reclamo al gobierno de Alicia Kirchner por el pago de sueldos atrasados. Habría al menos 10 heridos.

Represión de estatales en Río Gallegos.
Represión de estatales en Río Gallegos. Foto:Carlos Lunghi
Agentes de Gendarmería Nacional reprimieron un corte de ruta este domingo. Se trata de una protesta que trabajadores estatales mantenían en la 
Ruta Nacional 3, a la altura de la localidad santacruceña de Río Gallegos, en reclamo de una solución a la grave situación de la provincia. El distrito gobernado por Alicia Kirchner lleva meses de manifestaciones y paro docente por el atraso en el pago de jubilaciones y sueldos estatañes.

“Nos declaramos en rebeldía y vamos a tomar medidas durante la próxima semana. Reclamamos por todos los conflictos en Santa Cruz. Los gobiernos nacional y provincial deben resolverlos”, sostuvo Alejandro Garzón, titular de ATE Santa Cruz. El gremialista denunció que durante el desalojo de la ruta 3 “hubo gendarmes que estaban alcoholizados y avanzaron contra hombres y mujeres por igual”.

José Ortega, referente de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Autónoma en Santa Cruz, informó que los heridos por la represión serían alrededor de 15 personas, “entre ellos gente muy golpeada e intoxicada con el gas. Todo transcurrió en razón de 20 o 30 segundos". "Fue muy temeraria la acción”, denunció.

Ortega también enfatizó que la orden se dio desde Nación. "El reclamo es al gobierno nacional y al provincial, y miren la respuesta a nivel nacional de la ayuda que mandan”, vaticinó el gremialista en diálogo con Todo Noticias.

Los incidentes tuvieron lugar después de semanas de negociaciones entre la gobernadora kirchnerista y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Alicia Kirchner reclama asistencia financiera para la provincia, que denuncia haber encontrado "vaciada" tras la gestión de su antecesor, Daniel Peralta. Las discusiones entre ambos hasta ahora no llegaron a buen puerto.