POLITICA

Gerardo Werthein: el poderoso 'Sr. olímpico' que no quiso saltar a la política

La historia del presidente del Comité Olímpico Argentino y anfitrión de las realezas. Telecom, los Kirchner, Scioli y Hadad.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc.

Hereda un negocio multimillonario como Francisco De Narváez y pertenece a una familia dueña de un importante holding como Mauricio Macri. Pero a diferencia de ellos, Gerado Werthein (57 años) hasta ahora no quiso 'embarrarse' en la política argentina. Los que lo conocen dicen que sus intereses -además de los negocios- son otros: ser un dirigente con prestigio internacional. Y el CEO de Telecom eligió otro camino: el deporte.

El presidente del Comité Olímpico Argentino (COA) y anfitrión de la cita olímpica en el Teatro Colón para elegir a la sede de los juegos del 2020 reiteró en varias entrevistas que "no quiere saltar" a la política pese al gran poder económico de su familia, su buena amistad con el gobernador Daniel Scioli y su cintura política para lograr adhesiones del poder de turno, como lograr que el kirchnerismo votara en el Congreso la ley para que un impuesto a los celulares financie a los atletas olímpicos.

"Gerardo tiene unos códigos distintos al de la confrontación del mundo de la política. El aspira a estar codeado por gente importante aquí y allá. Y en el Comité Olímpico puede hacer carrera. Ya consiguió los Juegos de la Juventud en 2018 y probablemente ese evento le sirva para candidatear alguna sede olímpica de la Argentina. De hecho, lograr ser sede de esta elección ya fue un logro difícil", confió a Perfil.com un empresario ligado al deporte que conoce a Werthein.

Revolución olímpica. Werthein se crió en una familia adinerada, pero eso no lo privó de tener afinidad con la izquierda en su adolescencia: estuvo afliado a la Juventud Comunista en los tumultosos años '70. Sin embargo, como profesional se desempeñó desde sus inicios en los negocios familiares.

Pugna con Olivos. El Grupo W se diversificó con inversiones en el campo, el sistema financiero (Banco Mercantil durante el menemismo), seguros (La Caja en el gobierno de La Alianza) y las telecomunicaciones en la era K (Telecom y Personal), entre otros rubros. Telecom, la empresa insignia del grupo, fue la que le generó mayores roces con los Kirchner entre 2007 y 2008, por las disputa del capital accionario de la empresa.

Werthein quería comprar una parte del 50% de los italianos con otro grupo empresario (se hablaba de Eurnekian y Corporación América), pero Néstor Kirchner, al mismo tiempo, quería que entrara como socio del Grupo Clarín a comprar ese paquete. Eso fue antes de la crisis del campo y divorcio Kirchner-Magnetto. Esa "sociedad" querían el negocio de la 'triple play' y también se especulaba conque la Rosada buscaba que los Werthein no tuvieran la mayoría de Telecom.

"El Gobierno no puede avalar un monopolio", disparó Werthein en una entrevista con la revista Noticias el 16 de agosto de 2008. Al final, la Justicia sentenció que Telecom Italia no estaba obligado a vender. Esa puja lo distanció del fallecido exPresidente y el vínculo con la Rosada fue más llana. Werthein volvió a Casa de Gobierno pero ya como presidente del Comité Olímpico y acompañando a los atletas. Con diez años en el poder, no hay foto oficial a solas de Gerardo Werthein con Cristina Fernández de Kirchner.

En cambio, su amistad con el gobernador Daniel Scioli le permitió al "Sr. olímpico" entrar en los medios. Aunque sólo reconoció haber puesto importante "pauta publicitaria" en el canal C5N de Daniel Hadad, en los pasillos de los estudios se hablaba del "jefe" cuando Werthein salía tres veces por día en vivo y en directo desde la Villa Olímpica de Beijing junto a los deportistas que Telecom había sponsoreado.

Esos Juegos Olímpicos y el financiamiento al deporte lo catapultó al Comité Olímpico Argentino (COA) casi sin proponérselo. Por sus contactos dentro y fuera del país, la Mesa Ejecutiva del COA lo invistió como presidente y así rompió décadas del control del comité por miembros de los círculos del Ejército. Ahora, el empresario multimillonario ocupa una de las 115 sillas del Comité Olímpico Internacional (COI).

Eso sí, Werthein ya tenía experiencia en el mundo del deporte como presidente de la Federación Ecuestre Argentina y la organización de encuentros hípicos, algunos con figuras internacionales en sus propias quintas.

También el empresario sabía lo que es codearse con 'gente importante': Werthein trajo dos veces al ex Presidente de EEUU Bill Clinton para brindar conferencias. Se hicieron amigos y el CEO de Telecom invitó a Clinton a la boda de su hijo Gregorio. Dos meses antes, la familia pasó un duro trance con el secuetro de su primo y socio Adrián Werthein.

Ser celebrity. "A Gerardo le encanta codearse con los celebrities y salir en revistas de ese target . Por eso se puso en pareja con Barbie Simmons", señaló a este portal un periodista de economía que entrevistó varias veces al presidente del COA. La relación amorosa duró casi un año y medio. El bajo perfil en los medios ya había sido roto antes por Werthein en otro romance con otra rubia llamativa, Vanesa Kreth.

Perfil.com intentó hablar con el presidente del COA esta semana, pero sus voceros indicaron que por sus compromisos "era imposible" atender a la prensa.

(*) De la redacción de Perfil.com.



Diego Gueler (*)