POLITICA INSEGURIDAD


Germán Garavano: "La justicia por mano propia no es el camino"

El ministro de Justicia sostuvo que "no es el camino el de la confrontación, el de la violencia". Qué dijo sobre las declaraciones de Macri.


Foto:DyN
Germán Garavano se refirió al mediático caso del carnicero de la localidad bonaerense de Zárate que atropelló y mató a un ladrón que había tratado de asaltarlo. Sobre la proliferación de casos de justicia por mano propia, el ministro de Justicia advirtió esta mañana que ese "no es el camino" para protegerse ante posibles hechos delictivos.

En ese sentido, el funcionario afirmó que eso fue lo que quiso transmitir ayer el presidente Mauricio Macri, cuando dijo que el carnicero Daniel Oyarzú debía estar en libertad hasta que la Justicia se expidiera.

"Uno podrá entender, pero definitivamente la Justicia por mano propia, llevar armas, no es el camino. Esta vez murió el delincuente, pero muchas veces muere la víctima. No es el camino el de la confrontación, el de la violencia", sostuvo el titular de la cartera de Justicia. 

En declaraciones a radio La Red, el ministro adjudicó la polémica que generó Macri con sus declaraciones a un "problema de espacio en el videograph" de los canales de televisión. "La frase en el videograph se cortó en tranquilo, pero después dijo algo importante que era 'reflexionando sobre lo que pasó'. El Presidente lo que estaba diciendo en el fondo era que no estaba bien lo que pasó", señaló. 

Por eso, Garavano dijo que la frase del mandatario "fue muy precisa porque por un lado respeta la norma procesal, que es que aquella persona, cuando no hay peligro de fuga o entorpecimiento, debiera estar en libertad. Pero por otro lado dice 'reflexionando sobre lo que pasó, sobre lo que hizo, es decir, marca que ese no es el camino".

El ministro de Justicia añadió que Oyarzún, que esta mañana fue puesto en libertad a través del beneficio de una excarcelación extraordinaria, "va a tener que aclarar con la Justicia qué es lo que hizo". El ministro afirmó además que "en los últimos tiempos, hubo una mirada que se olvidó de las víctimas y se centró en los victimarios", situación que "generó muchos desequilibrios en favor de las personas que cometen delitos". "Se alejó a la Justicia de la sociedad, que es a lo que debe servir, lo cual genera un problema muy grave", añadió.