POLITICA

Gestamp manda a los despedidos a hacerse chequeos

Denuncian que no les dejan acceder a planta. 

Reunión entre Capitanich y Scioli con motivo de evaluar la situación de la planta de autopartes Gestamp.
Reunión entre Capitanich y Scioli con motivo de evaluar la situación de la planta de autopartes Gestamp. Foto:Télam

Un grupo de trabajadores despedidos y posteriormente reincorporados de la empresa autopartista Gestamp denunció que no les permitieron acceder a la planta para empezar a trabajar en el partido bonaerense de Escobar. Los empleados tenían que dirigirse primero a realizarse estudios médicos en la Capital Federal y, una vez ya tenían los resutlados, sí se les autorizaba a entrar en la fábrica. "Queremos denunciar a la empresa que, una vez más, no acata la conciliación obligatoria", se quejó uno de los asalariados.

Según declaraciones de un delegado se trata de "actitudes para dilatar y seguir estirando el ingreso de los trabajadores a planta". También detalló que en principio eran 67 compañeros despedidos, de los cuales "unos 35 estarían reclamando su reincorporación". Otro empleado, en declaraciones al canal Crónica TV, dijo sentir "angustia" por esta situación. "Esto es una prueba piloto que el Partido Obrero está empezando a hacer en las autopartes", denunció el referente sindical.

Ayer, el secretario general de SMATA, Ricardo Pignanelli, responsabilizó al Partido Obrero por el conflicto y la toma en la autopartista Gestamp y advirtió que la "empresa "va a agarrar las valijas y se va a ir a la mierda". La planta se encuentra en colectora este y calle Victoria, a la altura del kilómetro 48 de la autopista Panamericana, ramal Campana.

Este sábado pasado, la Provincia dictó la conciliación obligatoria por el conflicto de Gestamp cuando la Presidenta, que se encontraba en Santa Cruz, criticó al gobernador bonarense, Daniel Scioli, al que le pidió que se encargara del conflicto ya que "no se puede estar únicamente para la sonrisa, muchas veces también hay que estar para la responsabilidad". A pesar de los ataques de Cristina Fernández de Kirchner, los trabajadores de Gestamp impusieron sus reclamos: una conciliación obligatoria con la reincorporación de los despedidos.


Redacción de Perfil.com