POLITICA ELECCIONES

Gioja pidió votar por Cristina y los K negocian con gobernadores

El presidente del PJ apoyó a la expresidenta en detrimento de Florencio Randazzo, que permaneció dentro del partido. Las negociaciones.

Foto:DyN
El peronismo es un movimiento, no un partido. Sin embargo, hubo épocas donde el sello del Partido Justicialista (PJ) era importante para los dirigentes. Hoy no es el caso. Y lo demostró su presidente, José Luis Gioja, quien escribió una "Carta abierta al pueblo peronista" y pidió votar a Cristina Fernández de Kirchner en detrimento del candidato oficial en provincia de Buenos Aires, Florencio Randazzo.

Claro que sobran peronistas que nunca quisieron irse del partido, como Fernando Espinoza (de licencia pero presidente del PJ bonaerense) o Daniel Scioli, candidato en 2015. Más allá de la carta abierta, Gioja mandó un mensaje -uno más- a muchos de los votantes peronistas que miran de reojo a la expresidenta y se niegan a darle su voto el 22 de octubre. "Debemos enfrentar un desafío electoral en el cual el voto Justicialista es mayoritario y ganador, pero por cuestiones diversas, ese voto se encuentra disperso", señaló Gioja. Luego agregó: "Por eso considero fundamental que todos los peronistas hagamos un ejercicio que nos permita focalizarnos en lo importante: que el Justicialismo triunfe en las elecciones de octubre". 

Cerca de Gioja dijeron a Perfil que el objetivo fue "apelar al voto emotivo, al sentimental. Se tienen que despojar de las cuestiones vinculadas a gustos y meter a Cristina para frenar el ajuste que se viene". La cuenta que hacen es puramente pragmática. Hay un 25% del electorado que no fue a votar en las PASO y gran parte de ese caudal es peronista. A eso se le suman los que eligieron por Florencio Randazzo o Sergio Massa. Con Cristina abajo de Esteban Bullrich en las encuestas (las que ellos mismos manejan), saben que necesitan todo para triunfar en octubre.  
En los últimos días, el siempre oficialista senador Miguel Ángel Pichetto, que no ganó en su provincia, dijo que Cristina tendrá que armar su propio bloque cuando llegue a la Cámara. Sin nombrarlo, Gioja se encargó de él: "No es momento de proscripciones preventivas", escribió en alusión al hombre de Río Negro. También se acordó de Randazzo: "Ni de sacar el 'peronómetro'. Porque como nos enseñara el General Perón, el peronismo no es sectario ni excluyente". Cerca del exministro tomaron la carta como una embestida más dentro de la interna que se juega en octubre y prefirieron no agregar más comentarios.

Puentes. Hace ya varias semanas que el kirchnerismo comenzó a tender puentes con los gobernadores. Es que la famosa "liga" de mandatarios no tiene una sola voz. Al momento de dividir las aguas, los K ubican como aliados a Carlos Verna (La Pampa), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Lucía Corpacci (Catamarca). A los anti K los agrupan en Juan Manuel Urtubey (Salta), Juan Schiaretti (Córdoba), Sergio Casas (La Rioja) y Rosana Bertone (Tierra del Fuego). ¿El resto? Esperan ver que pasa en octubre: Hugo Passalacqua (Misiones), Domingo Peppo (Chaco), Gerardo Zamora (Santiago del Estero), Gustavo Bordet (Entre Ríos) y Sergio Uñac (San Juan). 

La carta de Gioja termina de manera contundente: "Compañeras, compañeros, sin votar en la Provincia de Buenos Aires, y sin intentar entrometerme en la elección de otro distrito, el pueblo peronista en agosto decidió, y no podemos equivocarnos que la voluntad mayoritaria fue ubicar a Unidad Ciudadana como la principal fuerza opositora. En política siempre nos jugamos por las convicciones y por la grandeza de nuestro pueblo. Por eso, la victoria de la fórmula al senado de Cristina Fernández y Jorge Taiana es la respuesta más contundente para recuperar la esperanza y frenar el ajuste que se agudizará y que tanto afecta a nuestra gente".