POLITICA EL FUTURO DEL PERONISMO


Gioja y Scioli resisten la intervención del PJ

La jueza Servini de Cubría extendió el plazo de cierre de listas para la elección interna, que vencía ayer. Pero los dirigentes justicialistas la presentaron igual y apelarán el fallo.


Foto:Marcelo Aballay

Los dirigentes del Partido Justicialista terminaban de delinear la lista de unidad para la futura conducción partidaria cuando recibieron la notificación judicial por la que se prorrogó por veinte días el plazo de presentación de las nóminas que vencía ayer. La discusión por los nombres quedó atrás, y en las últimas horas diseñaban la estrategia a seguir ante la Justicia: finalmente apelarán el fallo.
Sucede que, a pesar de las diferencias internas, los dirigentes acordaron inscribir una lista encabezada por José Luis Gioja (presidente), Daniel Scioli y Antonio Caló (vicepresidentes). Los ultrakirchneristas habían desistido presentar otra boleta y todo se encaminaba hacia la unidad, pero fue Eduardo Duhalde quien consiguió que la jueza federal con competencia electoral María Servini de Cubría resuelva prorrogar hasta el 28 de abril la fecha de cierre de listas del PJ.
La línea "Dignidad Peronista", que responde al ex presidente Duhalde en un principio buscó la intervención del partido y luego extender los plazos de presentación de candidatos. Con la novedad judicial, ahora el bonaerense estudia presentar una lista para competir contra la encabezada por Gioja. Sus planes se los contó al gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey y al diputado, Diego Bossio, con quienes se reunió el jueves.
Urtubey fue el único que no levantó la mano cuando el martes se aprobó la fórmula Gioja-Scioli (se retiró antes del cónclave). El gobernador ahora le resta importancia a la nómina del PJ y asegura que de esa lista no saldrá el próximo líder peronista y menos el candidato presidencial 2019, carrera para la que él ya se anotó.
Anoche, en la sede porteña de la calle Matheu 130, los dirigentes del PJ encabezados por Gioja resolvieron continuar con su cronograma electoral y, a pesar de la notificación judicial, cerrar la lista de unidad. "Hemos decidido apelar esta decisión de la jueza, con lo cual para nosotros el cronograma sigue tal cual como está vigente", dijo el diputado nacional y ex gobernador de San Juan. Estos dirigentes quieren evitar una intervención judicial, ya que las nuevas autoridades deben estar elegidas para el 8 de mayo, y este nuevo plazo estiraría la discusión, dejando la posibilidad de la intervención por no cumplir con las fechas.

Cargos. Después de definir la apelación que realizarán el lunes, se terminaron de resolver los dos cargos principales que faltaban: la gobernadora de Catamarca, Lucía Corpacci (vicepresidencia por la rama femenina), y el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini (vicepresidencia por la rama juvenil). A ellos se le sumaron setenta consejeros.
Esta lista cuenta con el aval de veinte provincias (a pesar de que la Carta Orgánica sólo exige cinco).
"La vigencia de las autoridades actuales vencen el 8 de mayo y el PJ no quiere dar ningún motivo para que se intervenga este histórico y tradicional partido", aseguró Gioja sobre la presentación a tiempo de la lista. El ex gobernador Daniel Scioli insistió ayer con la necesidad de presentar una nómina única: "Por respeto a la gente tenemos que buscar un PJ unido y ésa es nuestra responsabilidad", aseguró el dirigente.

 

Buscan sumar a los díscolos

El diputado José Luis Gioja buscó hasta último momento incluir a la mayoría de los dirigentes peronistas dentro de la renovación del PJ y ya anotó dos victorias con la inclusión de San Luis y de La Pampa en la discusión partidaria.
Ambas provincias (que responden a los hermanos Rodríguez Saá y a Carlos Verna) se habían mantenido alejadas durante la gestión kirchnerista. Pero en la última semana, en la que se definió la presentación de la lista de unidad, los dirigentes de San Luis enviaron a su diputado Luis Lusquiños como gesto para recuperar el diálogo y el propio Verna se hizo presente.
Aunque quedan dos provincias que, en caso de ser finalmente elegido como presidente del PJ, Gioja quiere volver a incluir: se trata de Córdoba y Chubut. El ex gobernador de San Juan mantiene el diálogo con sus dirigentes como José Manuel de la Sota, Juan Schiaretti y Mario Das Neves, pero aún no muestran intenciones de pelear dentro del partido.
Incluso, tampoco volverían a utilizar el sello del PJ en los comicios de 2017, en donde se realizan elecciones provinciales. Las conversaciones existen, pero los más optimistas hablan de una unidad recién para 2019.

 

La Cámpora, sin lugar

La Cámpora no tendría espacio en la nueva conducción partidaria que encabeza José Luis Gioja. A pesar de que la juventud peronista tiene reservada una de las cuatro vicepresidencias del PJ, la línea que lidera Máximo Kirchner no ocupará ese lugar.
Ayer, después de discutir las acciones judiciales ante la prórroga de la presentación de listas impuesta por la Justicia, se terminaron de delinear los nombres y ese sitio será ocupado por el intendente de Malvinas Argentinas, Leonardo Nardini.
Nardini fue funcionario de Cristina Kirchner y fue uno de los candidatos a intendente que aportó la agrupación Kolina, de Alicia Kirchner. El año pasado se presentó para competir contra el histórico Jesús Cariglino y ganó la elección.
A pesar de que se le quiso dar espacio, esta agrupación decidió mantenerse al margen de la nueva conducción, por los pocos lugares con los que serían representados. En febrero, ya habían rechazado un lugar en la Junta Electoral que definiría la suerte del partido.



Rosario Ayerdi