POLITICA "FUE UNA NOTA DOLOROSA"


González calificó la nota de Télam como una "operación periodística irresponsable"

El director de la Biblioteca Nacional lo hizo en el marco del artículo que aseguraba que renunciaría. Críticas a todas las interpretaciones.

El director de la Biblioteca Nacional desmintió la renuncia por problemas políticos.
El director de la Biblioteca Nacional desmintió la renuncia por problemas políticos.
Foto:Cedoc

Negó la renuncia, pero todo comenzó con una nota periodística publicada en el portal de noticias estatal Télam. Allí se aseguraba ayer que "Horacio González anunció que no continuará al frente de la Biblioteca Nacional al terminar su mandato". Tras esto, no fueron pocas las interpretaciones realizadas en torno a su presunta dimisión y "disidencia" con el Gobierno y con la figura de Daniel Scioli.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Pero este jueves fue el propio director de la Biblioteca Nacional (B.N.) quien desmintió al portal oficial y criticó las interpretaciones hecha sobre sus palabras emitidas "off the record" respecto de su trabajo en el organismo.

En una nota publicada en el portal de Facebook de la B.N., González asegura que él "continúa en sus tareas y lo hará como corresponde, acompañando al gobierno que lo nombró y garantizando la continuidad de todos los proyectos y trabajos en curso".

Y lanzó: "Las versiones que indican alguna situación en contrario son operaciones periodísticas irresponsables. Continuamos trabajando".

En diálogo con La Nación, el titular de la Biblioteca amplió que la nota de Télam le pareció "correcta" aunque "dolorosa". "Se puede decir que la nota de Télam es correcta, aunque también un poco dolorosa, porque no esperaba una nota de este tenor, porque el tema de la reunión era la revista de Abelardo Castillo. Ahora tengo que justificar por qué dije lo que dije, y responder de volea, como dicen los jugadores de fútbol".

Y agregó: "La verdad es que todo nació de una charla off the record, pero el off the record no existe más. Creo que es una decisión correcta para un funcionario que termina su mandato en diciembre. Pertenezco al ciclo de un gobierno que termina a fin de año. Después vendrá otro gobierno con el cual habrá ciertas afinidades".

Y se justificó: "Hablé sin tabiques tácticos. Yo no tengo mamparas tácticas para hablar".

Al preguntársele por su relación con Scioli, admitió cierta "incomodidad". "Eso también es cierto. No me siento cómodo. Y me parece justo que una nueva administración nombre a personas que considere más adecuadas. Quiero dejar sin acciones de mi parte la continuidad de la dirección de la Biblioteca por el gobierno que venga, pero no sin advertir la relevancia del trabajo que se hizo acá. Lo que me gustaría es que mi presencia hasta el final del mandato de Cristina sirva para señalar la importancia de esa tarea, que debe ser continuada a la altura y al nivel en que lo hicimos nosotros. Si se quiere, mejorándolo. Nunca desconociendo la fuerza cultural que adquirió la Biblioteca."

En un punto de la nota de Télam se había subrayado que González había asegurado que "trabajó al filo de la disidencia". Sin embargo, también encontró caminos semánticos para explicar esta idea sin caer en el rol de opositor: "La idea del disidente y de la disidencia no la escuché en la Argentina. Fui a Noruega a dar una charla sobre Borges en un centro de borgeanos. Ahí uno de ellos me pidió que indicara un nombre argentino para un premio que entregan al intelectual disidente del año. A mí se me ocurrió León Rozitchner. La del intelectual disidente no era una categoría que yo utilizara, porque para mí era más bien la crítica lo que constituye al pensamiento. Hablo de un tipo de disidencia inherente al estar en el mundo, al funcionario, y quizá también al papel del político o, si se quiere, del escritor. La disidencia es algo que te escinde con vos mismo. Es cierto que se puede interpretar como disconformidad con un gobierno. Con el Gobierno yo tuve diferencias que explicité, y, al mismo tiempo, el acuerdo con la época. La época de este gobierno me parece una gran época. Y, como pasa en la Argentina, políticamente llena de preguntas. En ese sentido, el disidente acepta los interrogantes y no tiene temor de dar su opinión de primera intención. El disidente no está inscripto en ningún manual de órdenes. Creo que hice mi trabajo con profundo respeto a las instancias políticas que se desarrollaban en la Argentina y creyéndome respetado por ellas. Desde esa perspectiva, fue el período más interesante de mi vida."

El post en Facebook de Horacio González:

 

 

Aclaración del Director La Biblioteca Nacional se encuentra en un período fructífero de trabajo y creatividad.El...

Posted by Biblioteca Nacional de la República Argentina on Miércoles, 15 de julio de 2015


Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Horacio González
  • Biblioteca Nacional
  • disidencia
  • Daniel Scioli
  • nota de Télam
  • Carta Abierta
  • elecciones 2015
  • renuncia
  • desmentida
  • operación de prensa