POLITICA EL ROL DE UPCN Y ATE EN LA POLÉMICA

Gremios estatales se quedaron afuera y los despidos no fueron tema de debate en la Rosada

Los sectores sindicales y sociales afines al kirchnerismo tendrán una jornada nacional de protesta separada.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Según los últimos datos de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), ya se han despedido a 9.300 trabajadores públicos nacionales y cerca de 11.500 entre municipalidades y provincias. Pese a este cuadro de situación, no hubo hasta el momento ninguna declaración pública del secretario general de la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN), el cegetista Andrés Rodríguez.

Fuentes de la CGT Balcarce confirmaron a PERFIL que, dada la sensibilidad del tema, se había decidido que no fuera parte de la delegación que visitó la Rosada. Al salir del encuentro, Antonio Caló, secretario general de esa central, a la que está afiliada UPCN, confesó que el tema de los despidos en el Estado no había sido parte de la discusión: “Algunos de los muchachos lo mencionaron, pero no se habló mucho de eso”.

En las mesas de discusión que se están dando en todos los ministerios donde ha habido despidos, dirigentes de otras facciones señalaron que los delegados de UPCN no estaban siendo activos a la hora de reclamar reincorporaciones, más allá de algunos casos puntuales.

En una repartición, por ejemplo, el delegado arguyó: “No estamos de acuerdo con ningún despido, por eso no vamos a negociar”. Acto seguido demandó la formación de una mesa para discutir “la dignidad de los trabajadores”. Un modo de esquivar la pelea por los puestos de trabajo, evaluó un dirigente de ATE que compartió la reunión. Los casos similares se repiten en distintas reparticiones.

Por parte de ATE, gremio afiliado a la CTA de Pablo Micheli, hay una decisión de transitar el camino opuesto. Dar la mayor visibilidad posible a la protesta y al reclamo por la reincorporación. Con este fin fue anunciado un paro y una marcha el 24 de febrero. Sin embargo, en este frente también hay condicionantes, porque las diferencias con la dirigencia de la CTA de Micheli y con la CTA de Hugo Yasky, impiden un acuerdo que le daría una dimensión mayor a la protesta.

“Queremos una marcha de pecheras verde (color característico de los delegados de ATE)”, advirtió el secretario general de ATE, Hugo “Cachorro” Godoy ante las propuesta de Micheli y Yasky para sumar tropa a su reclamo o convertir al 24 de febrero en una gran protesta que sume a otras fuerzas, como los docentes y otros gremios. El mensaje fue claro, quieren una protesta de estatales y no habrá lugar en el palco para Yasky, Micheli o Roberto Baradel –líder de los docentes boanerenses–.

Sin acuerdo, los sectores sindicales y sociales afines al kirchnerismo tendrán una jornada nacional de protesta separada, el mismo día. Las consignas centrales serán, además de la protesta por los despidos, el pedido por la liberación de Milagro Sala.

Si acompañarán la protesta de ATE los principales sectores de la izquierda. Además, ayer se estaban ultimando los últimos detalles para que adhiera la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), que lidera Emilio Pérsico.



Aurelio Tomás