POLITICA EL VOTO EN LA CALLE

Guerra de carteles en la Provincia anticipa una campaña sucia en 2015

En diferentes puntos del Conurbano ya se largó la pelea por dominar la vía pública. Los barones no dejan pegar en sus distritos afiches de candidatos opositores. Las denuncias.

Foto:Cedoc

Barones del Conurbano, jóvenes intendentes, o renovadores, ninguno escapa a las viejas prácticas para conservar el poder territorial, sobre todo, cuando se trata de ganar la calle. La orden de los intendentes es clara: ningún opositor puede ser dueño del espacio público, y es allí en donde aparece la pelea por la publicidad, la cartelería y los afiches.

En La Matanza, distrito con mayor cantidad de votos, la propaganda del intendente del Frente para la Victoria, Fernando Espinoza, y del gobernador, Daniel Scioli, domina las principales avenidas y rutas que atraviesan el distrito. Pero cuando un opositor encuentra cartelería libre y pone su imagen, las empresas que prestan sus marquesinas son multadas. “El municipio sanciona la cartelería que pone imágenes de distintos opositores con la excusa de que no pagan derecho de publicidad y propaganda local, pero cuando el Concejo Deliberante pide la información sobre las empresas para conocer si se incumple o no, la información no aparece”, explicó el concejal del Frente Renovador, Fernando Asencio.

En Almirante Brown, distrito comandado hasta el año pasado por el ahora diputado massista Darío Giustozzi, el sciolismo no tiene espacio para su publicidad. “Durante la campaña electoral, el municipio presionó sobre las empresas que tienen el manejo de la publicidad en la vía pública para que no le den espacio a la oposición. Incluso, el municipio envió en varias oportunidades a su personal a romper e incendiar las lonas del único cartel que conseguimos instalar en la rotonda de Burzaco”, detalló el concejal del Frente para la Victoria, Mariano Cascallares.

En Lanús, la pelea llega a los afiches en paredes y columnas de luz. Allí, la leyenda “Patria o Buitre” no deja al massismo ni siquiera ganar los espacios por algunas horas. “El municipio también tapa nuestros afiches con una publicidad del Centro Cultural Leonardo Favio, siendo una dependencia del gobierno local. Lo llamativo es la impunidad de censurarnos con publicidad directa del municipio”, comentó el senador del Frente Renovador, José Luis Pallares.

El sciolismo denuncia que esta práctica también se da en el distrito del intendente del PRO, Jorge Macri. “Las guardias de empleados municipales de Vicente López persiguen a nuestros militantes que pegan afiches y hacen campaña para Scioli”, denunció el diputado oficialista, Guido Lorenzino. En las principales calles de este municipio, la publicidad naranja del gobernador que se instala por la tarde no sobrevive a esa misma noche. “En Tigre, el massismo usa las herramientas municipales y las cámaras para detectar que un opositor está pintando o pegando afiches para ir a sacarlos”, sostuvo el concejal del Frente para la Victoria, Federico Ugo.

En La Plata, la destrucción de carteles y la pelea por el espacio público la sufren kirchneristas y massistas. El senador del Frente para la Victoria, Emilia López Muntaner, que ya anunció que peleará la interna con el intendente Pablo Bruera, denunció la última semana la destrucción de tres gigantografías que eran parte de la campaña 2015. En este distrito, además, el Frente Renovador se quedó sin la publicidad que había contratado para la luneta de los colectivos locales. “Firmamos un contrato de publicidad hasta 2015, pero apenas duró colocada unas semanas. Desde la empresa nos dijeron que habían recibido llamados desde el gobierno provincial para decirles que la levantaran o les quitarían los subsidios”, denunció el dirigente massista, Marcelo Leguizamón.



Rosario Ayerdi