POLITICA


Guerra en Cultura: "Son pichones de stalinistas"

La Comisión Directiva del Instituto Dorrego amenazó con echar al vicepresidente Víctor Ramos, que lanzó munición gruesa contra Parodi, Forster y Máximo K.

Teresa Parodi, Víctor Ramos y Pacho O'Donnell, enfrentados por la
Teresa Parodi, Víctor Ramos y Pacho O'Donnell, enfrentados por la "grieta K" en el Dorrego.
Foto:Cedoc

La interna que mantienen los intelectuales K en torno al manejo del Instituto Dorrego, entidad creada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner con motivo de hacer un intenso revisionismo histórico, estalló hoy después de que la Comisión Directiva lanzara un duro comunicado contra Víctor Ramos, el vicepresidente en licencia de la entidad donde lo tratan de “patotero” y “cómplice de los históricos enemigos del pueblo argentino”.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El cineasta no se quedó callado y acusó a sus excompañeros de “pichones de stalinistas” por la solicitada. “Pretenden que en un Instituto del pensamiento no se permita debatir, se reducen a larvas cobardes que se arrastran ante la birome de Teresa Parodi y el látigo de Franco Vitali de La Cámpora”, lanzó.

Se trata de un enfrentamiento que mantienen distintos funcionarios de Cultura desde que la secretaría que comandaba Jorge Coscia tomó rango ministerial de la mano de Parodi cuando, según contó Ramos, decidieron “congelar los fondos del Dorrego” a través del escrutinio de La Cámpora. De hecho, Ramos sostiene que la ministra le hizo “la cruz” por haber participado de la campaña presidencial de Daniel Scioli.

La interna estalló la semana pasada cuando el fundador de la entidad, Pacho O’Donnell, pidió públicamente que el instituto sea dado de baja debido a una “fuerte crisis” que le impide a la institución cumplir con sus objetivos. “‘No eran Luis Alberto Romero, ni Beatriz Sarlo nuestros peores enemigos. Estaban adentro. Que las lacras de hoy no nos contaminen también la memoria’”.

Ramos le había espetado a O’Donnell querer “clausurar una discusión que no puede sostener”. Según él, porque el historiador “no quiere quedar vinculado con las críticas que viene realizando a la Ministra Teresa Parodi y a la agrupación La Cámpora de Máximo Kirchner”.

Duro comunicado. El domingo, la Comisión Directiva rechazó las acusaciones de Ramos en un duro comunicado donde aclararon que el cineasta fue corrido de sus funciones mediante el uso de la licencia. “Repudiamos las palabras, los métodos patoteriles y la recurrencia a la prensa hostil al gobierno utilizados por el señor Víctor Ramos en este enfrentamiento, ya que, pese a sus votos de "lealtad a Cristina", su conducta lo enfrenta de manera abierta y decidida a la señora presidenta de la Nación”.

En la solicitada, la Comisión Directiva del Dorrego señaló a Ramos como “cómplice” de  “distintos sectores del país, que intentan generar alguna forma de malestar social que no es otra cosa que complicidad con los intereses más concentrados y corporativos, con los fondos buitres y los enemigos históricos del pueblo argentino”. 

Por eso, advirtieron que se “analizará la conducta de dicho miembro para tomar las medidas que correspondan a semejante actitud”. De esa forma, el cineasta podría quedar despedido definitivamente debido al “rumbo de enfrentamientos, agravios y difamaciones que adoptara ante la elevación de la antigua Secretaría de Cultura al rango ministerial y la asunción de la señora Teresa Parodi”.

La réplica. Ante este comunicado, Ramos estalló en una explosiva respuesta que difundió en los medios. “Se trata de un burda extorsión donde me amenazan a que tomarán ‘las medidas que correspondan a semejante actitud’. La ‘actitud’, son mis ideas y opiniones”, consideró. “Solo expresé mi rechazo a los despidos y persecuciones que realiza la ministra y La Cámpora por ideas políticas”, continuó.

“Los firmantes (anónimos) de esta solicitada son muy valientes en la guerras del Siglo XIX donde toman partido por causas nobles, donde enfrentan a poncho y lanza a los grandes poderes de turno, pero se reducen a larvas cobardes que se arrastran ante la birome de Parodi y el látigo de Franco Vitali”, fustigó.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Ministerio de Cultura
  • Instituto Manuel Dorrego
  • Víctor Ramos
  • Pacho O'Donnell
  • Teresa Parodi