POLITICA PRESUPUESTO 2015

Habrá más fondos para el ‘relato’ que para viviendas

En el año electoral, el Gobierno destinará $ 13.500 millones para financiar la propaganda oficial.

Foto:Cedoc.

El presupuesto que el Gobierno destinará el año próximo a sostener lo que sus detractores denominan el “relato” ascenderá a $ 13.500 millones. Así, se prevé un gasto 16% mayor al de 2014 en todas las iniciativas vinculadas a los medios, las telecomunicaciones y a publicitar los actos de gobierno. La cifra, por ejemplo, es cercana al presupuesto de la Policía Federal y superior a lo que se destina para el plan de viviendas Techo Digno.

La suma incluye desde las partidas destinadas a repartir la publicidad oficial y al Fútbol para Todos, hasta para la implementación del sistema de Televisión Digital Abierta, pasando por los fondos para el funcionamiento de la Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual) o Radio y Televisión Argentina SE (la TV Pública y Radio Nacional).

La partida “Prensa y difusión de los actos de Gobierno”, que maneja el jefe de Gabinete, aumenta 26%, a $ 1.203 millones. Ese número, sin embargo, es 65 millones menor que el crédito que con las reasignaciones presupuestarias tiene ese rubro en la actualidad. En un año electoral, no sorprendería que las modificaciones al Presupuesto vuelvan a beneficiar a esa partida. También desde la Anses se publicita la gestión: el rubro “Publicidad y propaganda” que tiene en su presupuesto supera los $ 500 millones.

Y cuando de publicidad oficial se trata no puede quedar fuera del radar lo destinado para el Fútbol para Todos, que se transformó en una pantalla para publicitar la gestión y también, en algunos casos, para criticar a los rivales de turno. El monto subirá en 2015 a $ 1.634 millones.

La mayor parte del “presupuesto del relato” se lo lleva la Televisión Digital Abierta (TDA), que es promovida directamente con partidas del Ministerio de Planificación, pero también con los fondos de la empresa Ar-Sat, que no se aboca solamente a fabricar satélites, sino, como se indica en su propia web, también tiene el objetivo de realizar “las acciones necesarias que permitan el desarrollo, implementación y operación” del sistema que transmite los canales digitales por aire. El sistema TDA requiere fuertes inversiones, que quedarán a futuro para que se siga utilizando. Mientras tanto, sin embargo, es cuestionada por su falta de pluralidad. La grilla la componen, en su mayoría, señales que mantienen una línea editorial amigable con el Gobierno. De los canales de aire porteños, por ejemplo, el único que no tiene permitido un  lugar es Canal 13, del Grupo Clarín.

Críticas similares reciben los medios que pertenecen al Estado: la TV Pública, Radio Nacional y Telam. Los dos primeros forman parte de Radio y Televisión SE, que recibirá $ 1.355 millones en 2015. Mientras que para la agencia de noticias están previstos $ 413 millones.

Los $ 13.500 millones cobran mayor magnitud si se compara con los fondos que reciben diferentes áreas y programas de la administración pública. El presupuesto de la Policía Federal, por ejemplo, es de 16.818 millones, mientras que el plan más importante de viviendas que tiene el Ministerio de Planificación llega a 10.084 millones. La comparación es más contundente con los programas sociales Ingreso Social con Trabajo (7.200 millones), Progresar (4.175 millones) o Conectar Igualdad (2.900 millones). Para las políticas que busquen mejorar el transporte ferroviario se fijó un presupuesto de 4.180 millones y para la “promoción y financiamiento de actividades de ciencia, tecnología e innovación” hay 1.270 millones. Sólo la Afsca, que conduce Martín Sabbatella, tiene un presupuesto de $ 500 millones.



Gabriel Ziblat