POLITICA

Hackearon a Miguel Bonasso

Le dijo a Perfil.com que radicó la denuncia tras la violación de su cuenta de Facebook.

Foto:Cedoc

El periodista Miguel Bonasso, autor del libro El Mal, denunció este martes ante la Justicia federal el hackeo de su cuenta en la red social Facebook. El periodista ya había sido amenazado en diciembre pasado vía mensaje de texto.

En diálogo con Perfil.com, Bonasso explicó: "El viernes 1 de febrero ingresé a mi Facebook y salió un mensaje de bloqueo de cuenta porque había 'excedido el límite de solicitudes de amistad', cuando en realidad yo no había realizado ni una sola solicitud".

"Entonces hicimos un rastreo (una especie de historial) que consiste en un archivo que contiene los datos de la hora en que se entra al Facebook así como la IP desde donde se accede. De tales registros surgió que yo había entrado supuestamente en horarios absolutamente inverosímiles, tales como a las cinco de la madrugada, desde la IP de mi domicilio y desde IPs que no me corresponden", señaló.

Bonasso, quien había realizado en su último libro una amplia investigación sobre los vínculos entre el Gobierno y la minera Barrick Gold, añadió: "En la revisión encontramos también dos accesos directos a páginas en idioma ruso (con caracteres cirílicos) con la extensión .ru, que corresponde a Rusia".

El periodista luego se dirigió al Juzgado Federal Nº 7 a cargo del juez Sebastián Casanello con todas las pruebas impresas. El del magistrado Casanello es el mismo que investiga otro posible delito en contra del escritor: la llegada de un mensaje de texto (sms) a su celular el 8 de diciembre que decía "Sr. Bonasso, desde la OJOTA-SI, Stiuso y Pocino le tienen interceptada la línea por orden su 'amiga' Garré".

"El anónimo aludía a la Oficina Judicial de la Secretaría de Inteligencia y a dos altos funcionarios de la misma: Jaime Stiuso, alias Stiles y Fernando Pocino. Curiosamente, un mensaje de texto idéntico le había llegado al ex jefe de gabinete Alberto Fernández, lo cual sugiere una movida desde los propios sótanos del poder", argumentó.

"Mi denuncia en Comodoro Py tiene por finalidad investigar la comisión de un nuevo delito en contra de un hombre público y prevenirme ante posibles operaciones de los delincuentes que me interceptan los teléfonos o me hackean las cuentas de Internet. La Justicia federal ya está anoticiada de que alguien podría utilizar mi IP para cualquier tipo de operación que pudiera intentar crearme problemas o desprestigiarme. Los miles de amigos que tengo en facebook también lo saben", concluyó.


Redacción de Perfil.com