POLITICA PREOCUPA EL ESCRUTINIO

Hay poco tiempo antes del ballottage

El 27 de octubre se iniciará el escrutinio definitivo de la elección presidencial que, en caso de que haya segunda vuelta, deberá finalizar diez días después. Durante este tiempo, un resultado ajustado podría provocar denuncias de la oposición en diferentes distritos del país en los que se acuse al oficialismo de fraude y de irregularidades en el sistema electoral.
Sin embargo, estas imputaciones podrían no ser respaldadas por la Justicia Electoral por la falta de tiempo, ya que los candidatos deben quedar oficializados dos semanas antes de la posible segunda vuelta, el 22 de noviembre. Este escenario ya se dio en la elección interna de la provincia de Buenos Aires, en donde se desestimó el pedido del fiscal Jorge Di Lello de que se abran las urnas por una denuncia del candidato a gobernador, Felipe Solá, por el “robo” de 190 mil votos. Así y todo, el escrutinio definitivo en este territorio se realizó en 14 días, mientras que en Tucumán ya se llevan 17 días de recuento de votos, tiempo que no hay para la elección general.

Si bien en los comicios del 25 de octubre habrá menos candidatos, ya que muchos postulantes quedaron eliminados en las internas, la Justicia ya le advirtió a los partidos políticos sobre la falta de tiempo. Esta dificultad no es nueva y por ello, varios legisladores (incluso del oficialismo) trabajan en proyectos de Ley para estirar las fechas entre la elección general y la posible segunda vuelta.

 

Un nuevo lanzamiento

El 21 de septiembre, un día después de que se inicie la campaña electoral, Daniel Scioli hará el lanzamiento formal de su candidatura a presidente. La excusa será el “Encuentro para el Desarrollo Argentino” que se concretará en el Teatro Coliseo de la Ciudad de Buenos Aires y tendrá como protagonistas al equipo económico del postulante del Frente para la Victoria.

Para ese día, los economistas Miguel Bein, Mario Blejer, Silvina Batakis, Rafael Perelmiter y Diego Bossio, trabajan en la elaboración de un documento con las propuestas que Scioli presentaría en su posible próximo gobierno. Mejora de los salarios, la generación de inversiones, una negociación firme con los Fondos Buitre para recuperar el crédito internacional y hasta conseguir bajar la inflación a un dígito, serán parte de las propuestas.
A este lanzamiento estarán invitados las cámaras empresarias y sindicatos, a los que Scioli pretende incluir en el “acuerdo nacional para el desarrollo”. Además, habrá lugar para gobernadores, legisladores e intendentes.



Rosario Ayerdi