POLITICA

“Hay que ayudar al Gobierno a que haga el menor daño”

El intendente de San Isidro es una de las apuestas de Massa para suceder a Scioli. Asegura que el espacio crecerá a nivel nacional.

Foto:Aballay

Sergio Massa mantiene la ilusión de cada uno de los que pretendan competir dentro de su espacio. La última semana, el líder del Frente Renovador llegó al centro comercial de Pinamar Norte para encontrarse con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, uno de los que aspira a ser candidato a gobernador en 2015. En medio de la charla, se  fotografiaron juntos, y así envió un mensaje al resto de los jefes comunales que creen correr con ventaja en esta pelea. como el presidente del bloque de diputados, Darío Giustozzi.

—¿Massa le dio vía libre para caminar la provincia como candidato?
—Lo que me dijo es que la oportunidad de darle fruto a lo que me dediqué toda mi vida es ahora. Massa insiste con el “mové, mové, mové”. Pero mover no significa que me ponga un cartelito de candidato a nada, quiere decir que nos concentremos en la construcción del proyecto nacional, detrás de una figura nacional, que es Massa. Tenemos la oportunidad de que muchos intendentes de ciudades importantes tengan la posibilidad de ser los próximos candidatos a gobernadores. De aquí a agosto debemos estar abocados a llegar al mayor número de estos jefes comunales.
—¿Se puede ganar una elección nacional sin tener ningún gobernador aliado?
—Algunos gobernadores van a adherir. La política del látigo y la chequera que se impone con el correr de los meses, se va a diluir. Los gobernadores e intendentes se van a sentir más liberados. Pero si hay buenos intendentes y dirigentes que quieren pelearle al gobernador el lugar, tenemos que luchar para que encabecen nuestro proyecto.
—¿En este proyecto nacional ya no hay dudas de que Massa será el candidato a presidente?
—Massa es el que marca los tiempos. Uno sólo es el que conduce, el resto formamos equipos, los tiempo los va a ir marcando él. 
—El Frente Renovador apuesta a reeditar la concertación K que ya fracasó…
—Kirchner hizo esa construcción desde el poder, nosotros lo estamos haciendo desde el llano, desde la diversidad, que puedan estar el radical, el peronista, socialista, el campo, la industria. La concertación, en tal caso, lo que nos tiene que ayudar es a no cometer los mismos errores, pero siempre con el mismo esfuerzo de construir desde la diversidad. Hoy los que no le prestan atención a los camisetismos y a las divisiones son los votantes.
—La principal pelea del massismo es con Scioli, y a pesar de ello, el gobernador dice que ayuda a cada uno de sus municipios por igual…
—Scioli no distingue colores porque su administración es mala en todos los distritos, ni siquiera pudo beneficiar a uno en particular. De todos hay que aprender algo, Scioli es un tipo que no fractura, que le hacen un reportaje eterno y no dice nada, sólo repite “con fe, con esperanza”. Es algo mágico que se haya sostenido hasta hace muy poco en condiciones presidenciales con tan mala gestión.
—¿Ya no está en carrera?
—Aspiraciones tiene y todos los ciudadanos tiene la oportunidad de intentar ser candidatos a presidente y de ninguna manera voy a desmerecer a nadie.
—Antes de sumarse al massismo, usted era un aliado del PRO ¿Cree que en 2015 Mauricio Macri debe competir a presidente en la interna del Frente Renovador?
—Nuestro espíritu es poder estar todos juntos.
—Pero el año pasado ni siquiera llegaron a las elecciones unidos…
—Ellos ya tienen candidato a presidente. Antes de la elección ya tenían candidato a presidente. Nosotros no, vamos pausados. 
—¿Cree que la carrera por gobernación se debe definir en internas o será Massa quien decida?
—Cuando se juega grande en política hay espacio para todos. Va a depender mucho de quiénes sean los que lleguen mejor posicionados. Los que estamos en la función pública tenemos un equilibrio de ser oposición constructiva, ayudar a gobierno a cubrir el período constitucional correspondiente, y que el gobierno haga el menor daño posible.



Rosario Ayerdi desde Pinamar