POLITICA CANDIDATA DE CAMBIEMOS

González: “Hoy Cristina Kirchner representa la soberbia que no te deja ver la realidad”

Segunda en la lista bonaerense de senadores, dice que Massa es un “oportunista”. Sobre su parecido con Vidal, sostiene: “Soy quien soy, pero es un orgullo que me comparen”.

Bunker. La candidata, una de las figuras ‘históricas’ del PRO, recibió esta semana a Perfil en la sede de campaña de Cambiemos.
Bunker. La candidata, una de las figuras ‘históricas’ del PRO, recibió esta semana a Perfil en la sede de campaña de Cambiemos. Foto:Pablo Cuarterolo

El búnker de Miguel del Sel en Santa Fe se estaba llenando. Mientras los voceros señalaban dónde estarían las cámaras de TV, una joven rubia se había parado en una silla para colgar globos. Buscaba que fuera visible la estética PRO. Pocos se percataron de que era la jefa de la campaña a gobernador del cómico: Gladys González, hoy precandidata a senadora de Cambiemos por la Provincia y una histórica dirigente del macrismo. Es la menor de ocho hermanos, oriunda de Bolívar, y su parecido con María Eugenia Vidal es asombroso (ver recuadro), desde la forma de hablar hasta la obsesión por el trabajo. De hecho, Jaime Duran Barba pensó en “clonar” a la gobernadora.

—¿Teme una espiral de violencia política en el Conurbano?
—En 2015 llevé una campaña que fue dura (en Avellaneda), donde nos rompieron locales o nos sacaban los carteles. Espero que se discutan ideas y propuestas y no lleguemos a ese extremo. Son grupos minoritarios, muy politizados, que quieren generar violencia.

—¿Imagina un escenario de polarización o en tercios?
—La gente ve que somos dos cosas distintas y me parece que la oposición representa el pasado. No hay otra cosa diferente. Somos un equipo realmente preocupado por la gente. El resto de los candidatos persiguen otros intereses: alguno, posicionarse para ser candidato en 2019, y otro, para ver quién va a ser el jefe del PJ. Tenemos objetivos distintos en la elección y eso, de a poco, con el transcurrir de la campaña va a ser más evidente.

—¿Qué representa hoy Cristina Kirchner?
—Un país que estaba por estrellarse, un país aislado que sólo se relacionaba con Venezuela; representa la soberbia que no te deja ver la realidad. Hoy esa realidad puede cambiar y queremos mostrar que hay una vida mejor. Ellos le dijeron a la gente que no se podía, que no había forma de vivir mejor. La gente no quiere volver a eso... Hoy todo el mundo sabe quién es Cristina, y su puesta en escena no hace que la gente piense que es otra de la que realmente es.

—¿Debería estar presa?
—Celebro que este gobierno pueda decir que la Justicia es independiente y hay que dejar que avance. La diferencia entre antes y ahora es que no hay funcionarios indicándole qué hacer.

—¿Comparte con Macri que Massa es “ventajita”?
—(Toma aire) La verdad, sí. Y lo conozco bien. En 2013 fui candidata macrista en el acuerdo con el Frente Renovador y claramente coincido con el Presidente. Lo vi actuar también en la Cámara de Diputados y es un oportunista.

—¿Qué nivel de influencia va a tener Vidal?
—Somos el equipo de María Eugenia. Ella es muy importante: es la mujer que, con coraje, inspira a todas las mujeres de la Provincia. A las que son invisibles y pelean contra el paco. Ellas sienten fuerza y se sienten representadas por María Eugenia, por eso es tan importante. Y nosotros tenemos que darle fuerza para seguir haciendo cambios.

—¿Cuánto de su trayectoria política se asemeja a la de la gobernadora?
—Desde hace 15 años trabajo en este espacio, al igual que María Eugenia. El camino ha sido similar; como politólogas, tenemos una enorme vocación de servicio. Amamos trabajar para la gente. Siempre la admiré, siempre estuvo en la primera línea de Mauricio. La primera vez que la vi estaba contando cuáles iban a ser nuestras propuestas de Desarrollo Social en la Ciudad (en 2003). Trabajamos mucho, tenemos la escuela de Horacio (Rodríguez Larreta). Cuando fui candidata en Avellaneda en 2015 trabajamos mucho juntas. Y el año pasado me acompañó en mi lucha contra el Caballo Suárez (del sindicato de Marítimos) y estaba pendiente de cómo me sentía. Y tenía que ver con que compartimos momentos en los que ambas habíamos sido amenazadas de muerte.

—¿Le sorprende que Duran Barba quiera “clonarla” a usted con Vidal?
—Nunca lo había pensado. Uno se siente cercano porque estamos en el mismo equipo. Yo soy quien soy, no puedo impostar nada. Además creo que el equipo ha valorado mi capacidad de trabajo. Que me comparen con María Eugenia es un orgullo.