POLITICA OTRA POLEMICA DIVIDE A LOS ORGANISMOS DE DD.HH.

Hubo carnaval en las puertas de El Olimpo

Como antes en la ex ESMA, ahora las murgas, la fiesta carnavalesca y hasta parrillas con chorizos rodearon al ex centro clandestino de detención de Floresta.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El 10º aniversario de la creación del Museo de la Memoria en la ESMA encuentra a las organizaciones de derechos humanos en plena disputa: el destino de ese predio, la autonomía de las asociaciones respecto del Gobierno y la banalización de la memoria –con el festejo del carnaval en El Olimpo incluido– profundizaron el debate.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

A las diferencias ya planteadas con “el asadito” que organizó La Cámpora en la ESMA se sumó ahora la celebración del Rey Momo frente al ex centro clandestino de detención (CCD) de Floresta, donde unas 500 personas fueron torturadas durante la dictadura.

La Mesa de Trabajo y Consenso de El Olimpo, integrada por familiares de desaparecidos y sobrevivientes de ese centro, justificó la fiesta con el lema “recordar lo peor desde la diversión”. La idea, sostuvieron, es “hacer memoria bailando y honrar a tantos compañeros con una pirueta de irreverencia” al paso de comparsas.

El festejo incluyó murgas, canciones, actividades para chicos y hasta una choriceada, frente al mismo espacio donde la dictadura torturó detenidos-desaparecidos. Algo similar ya ocurrió en diciembre de 2012 en la ex ESMA y generó no pocas controversias.

Debate de fondo. La renovada polémica en torno a los ex centros de detención renació cuando PERFIL reveló que el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, había firmado un convenio con la vicejefa de Gobierno de la Ciudad, María Eugenia Vidal, para el traspaso de los CCD ubicados en Capital, que dependían del Instituto Espacio Memoria (IEM), a la órbita de la Secretaría de Derechos Humanos nacional.

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, integrante del IEM, es uno de los enojados: “No quieren entes autárquicos, quieren que quede todo bajo la supervisión de la Casa de Gobierno”, afirmó.

En diálogo con este diario, Pérez Esquivel sostuvo que la medida “significa en los hechos el vaciamiento del IEM”, un colectivo de organizaciones con distintos matices, y “bastardea la política de DD.HH. al ponerla bajo el gobierno de turno”. Por eso, apuntó contra la administración de Cristina Kirchner al señalar que “están reescribiendo la historia oficial de los organismos de DD.HH.”.

La ebullición se agudizó con el proyecto oficial de conmemorar el 24 de marzo, Día de la Memoria, presentando un museo en las instalaciones del ex Casino de Oficiales de la ESMA, donde se torturaba a los detenidos. Ante el hecho consumado, un grupo de abogados del IEM, encabezado por Beinusz Szmukler, presentó sendos amparos ante el juez federal Sergio Torres, a cargo de la Causa ESMA, y la Justicia porteña, con el argumento de que el traspaso a la Nación viola dos normas: el IEM fue creado por una ley porteña y un acuerdo firmado en 2004 por Néstor Kirchner y el entonces jefe de Gobierno, Aníbal Ibarra.

Claro que hay otras asociaciones, como Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, que acompañan el proyecto oficial. PERFIL intentó comunicarse con sus dirigentes, pero no recibió respuestas. Al respecto, la referente de Madres Línea Fundadora, Nora Cortiñas, reflexionó: “No quiero que termine siendo un lugar banalizado y que un día la gente vaya allí como un entretenimiento, que los sábados y domingos vayan y que mientras ellos entran en esas salas que sí muestran el horror, sus hijos estén distrayéndose”.



José Luis Cutello