POLITICA

Hubo protestas por los cambios en el Consejo de la Magistratura

Varias agrupaciones políticas se convocaron para protestar. Qué dice la oposición.

Foto:DyN

Con la ayuda de sus aliados, el kirchnerismo consiguió anoche convertir en ley, por un estrecho margen, la reforma del Consejo de la Magistratura que establece cambios significativos en la composición del organismo y la forma de elección y sustitución de los jueces, que fueron cuestionados por los bloques opositores y por agrupaciones políticas fuera del Congreso.

El oficialismo obtuvo 38 respaldos -uno más de los 37 que exigía la reglamentación constitucional para una reforma del sistema electoral- contra 30 de la oposición, integrada por el radicalismo, el peronismo federal, el Frente Amplio Progresista (FAP) y algunas representaciones provinciales.

El punto más polémico de los cambios introducidos por el oficialismo de Diputados, que centralizó gran parte de las críticas de la oposición, fue la modificación de un artículo que establece que sólo podrán presentar candidatos a consejeros en una misma boleta los frentes electorales o partidos que tengan la misma denominación en al menos 18 provincias. El oficialismo presentó la propuesta como una defensa de los grandes partidos políticos y en contra de la fragmentación, mientras los sectores anti-K consideraron que se trata de una ventaja importante que tendrá el Frente para la Victoria, que será la única agrupación que podrá disponer de una boleta a su nombre en todos los distritos.

El presidente del bloque del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, criticó a la oposición por "la campaña de consignas y panfletos que dramatizan en extremo sobre la caída de la República".

Por su parte, el justicialista federal Adolfo Rodríguez Saá reclamó contra "la proscripción" de los partidos de oposición, y su colega Liliana Negre de Alonso afirmó que el gobierno "quiere avanzar hacia la suma del poder público". Advirtió que "vamos en camino a la dictadura" e indicó que "el Frente para la Victoria está confeccionando un traje a su propia medida para ir por el Poder Judicial".

El salteño Juan Carlos Romero remarcó que "han desnudado la verdadera intención de esta ley que no es otra que el dominio del Consejo y, por ende, de los jueces de la Argentina".

El radical Gerardo Morales advirtió hoy que el kirchnerismo impulsa cambios para "meter mano" en los fondos de la justicia y lograr que el Frente para la Victoria (FpV) sea "la única fuerza" que presente candidatos para el Consejo de la Magistratura. Remarcó que la UCR cree "en la Corte, en los tribunales, en los juzgados", por lo que apostó que las leyes que impulsó el kirchnerismo "no se van a aplicar" y "no van a pasar".

El socialista Rubén Giustiniani afirmó que las reformas del sistema de elección de los consejeros de la Magistratura apuntan a "amañar las elecciones y embarrar la cancha, condicionando los comicios". La reforma "solo favorece al oficialismo y así la democratización de la Justicia se convierte en un sofisma más, igual que cuando se planteó que los argentinos tenían que pensar en pesos, pero ahora se dolariza". Giustiniani aseguró que con el proyecto "el oficialismo va a salir con mas poder, restringiendo los derechos ciudadanos y la independencia de la Justicia".

A la par, la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil emitió una fuerte advertencia sobre las reformas porque serían violatorias de siete artículos de la Constitución Nacional, según consignó Clarín. "Politizarían el Consejo de la Magistratura, afectarían la independencia judicial y podrían vulnerar el derecho de todo habitante de la República Argentina a un juez imparcial", alertaron.

Marcha y repudio. Bajo la consigna de convertirse en "Guardianes de la Constitución", las agrupaciones La Solano Lima, Generación Argentina Política (GAP), Nueva Generación (Unión por Todos), La Macacha, Agrupación Frondizi, Renovación Ciudadana y Grupo el Tapir organizaron a través de las redes sociales una protesta con cacerolas y banderas frente al Congreso. "Sin Justicia independiente no hay República. Sin República no hay futuro", fue la principal consigna.


Redacción de Perfil.com