POLITICA EL 22 DE FEBRERO

Hugo Moyano abre la temporada de paritarias con una jornada de protesta

La Federación Nacional de Trabajadores Camioneros convocó a movilizarse "en defensa del convenio colectivo de trabajo".

Hugo Moyano, investigado por la compra de dos viviendas en Parque Leloir
Hugo Moyano, investigado por la compra de dos viviendas en Parque Leloir Foto:DyN

La relación entre Hugo Moyano y el Gobierno de Mauricio Macri no deja de tensarse justo antes de que comience la temporada de paritarias; una época clave para el oficialismo, que busca firmar aumentos salariales con un techo del 15 por ciento para contener la inflación.

El año comenzó con señales de tregua y acercamiento de parte de la Casa Rosada (la prórroga de la licencia a OCA, empresa vinculada al sindicalista) y del camionero (que invitó a varios funcionarios a la inauguración del sanatorio de su gremio). Pero la avanzada oficial contra los sindicalistas levantó las señales de alerta, y Moyano se tomó las amenazas de nuevas investigaciones como una hostilidad abierta.

Por eso, este miércoles llegó la primera represalia: la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y Obreros del Transporte Automotor de Cargas, Logística y Servicios (FEDCAM) anunció una marcha para el 22 de febrero en "defensa del convenio colectivo de trabajo" del sector y por la "preservación del empleo y mejoras salariales".

"En un contexto económico que se muestra desfavorable a los intereses y necesidades de la mayoría de trabajadores de diversas ramas, llamamos a una movilización en señal de protesta", sostuvo el comunicado de la Federación.

Los camioneros advierten que no se trata solo de una demostración de fuerza sino también de un rechazo temprano al proyecto de reforma laboral: "Este 2018 puede traer peores condiciones para trabajadores, necesitamos un plan de lucha independiente de las patronales para enfrentar estas nefastas recetas neoliberales", afirma el texto.

Aún no se definió dónde se realizará la movilización: Pedro Mariani, secretario gremial de FEDCAM remarcó que será "en la calle y en el centro porteño". Es decir, todavía puede ser una mensaje hacia los legisladores, si se marcha frente al Congreso, o un repudio directo al Gobierno nacional, si se congregan frente a Casa Rosada.

Mariani justificó la movilización porque el convenio colectivo de trabajo del sector "está en peligro por el mega DNU" que firmó el presidente Mauricio Macri semanas atrás.