POLITICA SUCESION PRESIDENCIAL

Imaginan un futuro para CFK en Mercosur

Andrés Larroque presentó un proyecto para que se elijan por voto directo a los miembros del Parlasur. Aseguran que Cristina podría aspirar a una banca allí.

PERFIL COMPLETO

Foto:CEDOC

El futuro podría ser más difícil para Cristina Kirchner. Una mejor elección legislativa del Frente para la Victoria la habría obligado, incluso en contra de su voluntad, a explorar la posibilidad de una reforma constitucional.

Pero no sucedió y ahora, si se aprueba el proyecto de ley que presentó el camporista Andrés Larroque, la Presidenta podría ser electa diputada del Parlasur y concretar así una carambola política a medida de sus intereses: no desaparecer completamente de la escena, apuntalar la memoria emotiva del ciclo kirchnerista y convertirse en una especie de jefa regional, muy alejada del trabajo de la rosca y el reunionismo que, a diferencia de Néstor Kirchner, tanto la estresa y nunca terminó de asumir.

“Después del 2015, a Cristina la veo caminando América Latina junto a Lula y dando el debate sobre la globalización y la integración mundial”, afirma ante PERFIL el diputado kirchnerista Edgardo Depetri, uno de los dirigentes que ganó protagonismo a fuerza de estrechar su vínculo con La Cámpora.

Y si bien Depetri la proyecta “junto a Lula” en el post 2015, la franja del cristinismo hard la imagina más bien por encima del ex presidente brasileño Lula da Silva, única competencia real que le perciben.

Porque los demás presidentes del progresismo latinoamericano ni siquiera califican, y no tanto por sus virtudes como por el menor peso específico que tienen sus países: por ejemplo, la Bolivia de Evo Morales y el Ecuador de Rafael Correa.

Se trata de un papel político que conecta plenamente con los intereses de Cristina Kirchner: la pelea retórica por el sentido, dada con tono desafiante y orgullo periférico. Nada que no se pueda constatar en sus giras y discursos.

Por el contrario, esa función la eximiría de una parte del ejercicio del poder que no tuvo reemplazo desde la muerte de Kirchner: la contención y el franeleo a gobernadores, intendentes, ministros y sindicalistas.

Una banca en el Parlasur podría servir de reaseguro para ejercer el rol de jefa ideológica de Sudamérica. Así, Cristina podría ser una entre los 18 diputados argentinos del parlamento del Mercosur (son 90 en total).

Y si bien suena como un cargo menor para la actual presidenta, mucho peor y deslucido podría resultar el llano con Daniel Scioli o Sergio Massa como presidentes.

En base a tales recaudos y a sus conversaciones privadas con la mismísima presidenta, el diputado Andrés Larroque presentó en diciembre pasado un proyecto de ley para que los parlamentarios del Mercosur se elijan por voto directo en 2015.

De aprobarse la iniciativa, cada partido presentaría una sola lista con representantes para el Parlasur. Pero todavía falta, y Cristina no tiene necesidad de apurar decisiones sobre su futuro.

Por lo pronto, el oficialismo buscará aprobar la ley y levantar el perfil del parlamento regional, desdibujado desde la muerte de Kirchner y de Hugo Chávez. El Gobierno ya se aseguró en el Parlasur la presidencia de dos comisiones de afinidad histórica: la de Asuntos Económicos y la de Derechos Humanos



Andres Fidanza