POLITICA SU PASADO LO CONDENA


Impugnan la candidatura de Zaffaroni a la CIDH

Juristas argentinos que integran Usina de Justicia, como Ricardo Sáenz y Santiago Kovadloff, fueron quienes presentaron el rechazo. Su historia y los fallos, la clave.

El ex juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni
El ex juez de la Corte Suprema de Justicia Eugenio Zaffaroni
Foto:Cedoc

A horas de la votación en el órgano de la OEA, la asociación civil Usina de Justicia impugnó la candidatura de Eugenio Zaffaroni para juez de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al argumentar que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner busca "socavar el poder" de esa instancia judicial con "personales leales".

Los intelectuales, historiadores y juristas que integran esa asociación civil señalaron además que ex magistrado tiene "un pasado vinculado con la dictadura".

Es que en el presente período ordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA, se decide el futuro del sistema interamericano de protección de derechos humanos para los próximos cinco años. Esto es trascendental para quienes necesitan una instancia superior a tribunales nacionales en países con conflictos. En la Asamblea que culmina este martes los 34 cancilleres eligen a cuatro nuevos miembros de la Comisión Interamericana de DDHH y cuatro nuevos jueces para la CIDH (siendo siete los magistrados en total).

"La candidatura de Zaffaroni pone de manifiesto el interés del Gobierno nacional de socavar el poder de la Corte Interamericana enviando candidatos leales que intentarán someter al organismo internacional a su voluntad invalidando de este modo sus principios fundamentales", señaló Usina de Justicia en un comunicado.

Según el documento, Zaffaroni "juró por los estatutos de dos dictaduras, incluido el de la Junta Militar que ordenó ejecutar a miles de desaparecidos durante los años 70. Jamás firmó un habeas corpus que hubiese permitido salvar una vida durante la Dictadura Militar y ha sido incluido por las Madres de Plaza de Mayo en una lista de 437 jueces que oficiaron de cómplices de la Dictadura".

Otro de los fundamentos de Usina de Justicia esgrimidos en contra de la candidatura son algunos fallos emitidos por Zaffaroni.

"El historial de Zaffaroni como juez en ejercicio está plagado de fallos aberrantes: en el juicio a un encargado de un edificio que forzó a una niña de 7 años a una 'fellatio', el juez adujo que la luz apagada era un atenuante. En otro fallo escandaloso resolvió que un robo a mano armada perpetrado con un arma blanca no es considerado delito porque 'un cuchillo no es un arma'. Otro de sus fallos dictaminó que un auto estacionado es una 'cosa perdida o abandonada por su dueño' (ya que el dueño no estaba presente) y por ende el delincuente no habría incurrido en robo, sino en 'apropiación indebida'", señala el documento.

Asimismo, "en rigor a las normas, el artículo 4 del Estatuto estipula que el candidato debe cumplir las mismas condiciones exigidas por la Ley del Estado que lo postula como candidato; en el caso de Zaffaroni se lo impide su edad ya que según la ley argentina, un juez debe abandonar su cargo al cumplir 75 años".

Usina de Justicia es una ONG que fundaron la filósofa Diana Cohen Agrest y la historiadora Ema Cibotti. Se sumaron: el fiscal Ricardo Sáenz, Santiago Kovadloff, Alejandro Fargosi, Patricia Terán, Marcos Aguinis, Daniel Sabsay, entre otros.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Eugenio Zaffaroni
  • elección en la OEA
  • jueces nuevos
  • Corte Interamericana de Derechos Humanos