POLITICA BUENOS AIRES

Insaurralde ve a Scioli pero arma su boda de campaña

Mañana compartirán un café. El gobernador busca revertir la decisión del diputado de ir con Massa.

Foto:Eduardo Lerke

Mañana por la tarde, Martín Insaurralde llegará a las oficinas de Daniel Scioli para tomarse el café que le invitó el gobernador bonaerense, quien intentará mantenerlo dentro del oficialismo.

Aunque la imagen conjunta se usará para calmar las aguas por el pase del diputado del Frente para la Victoria al massismo, el mandatario se encontrará con un Insaurralde crítico de la gestión bonaerense.

Quien encabezó la lista de diputados del Frente para la Victoria el año pasado y sueña con convertirse en gobernador en 2015 hará silencio sobre su futuro electoral. No es momento de decirle en la cara a Scioli que su decisión está tomada, tal como adelantó PERFIL.

Insaurralde elogiará la policía comunal pero le transmitirá a Scioli que debe avanzar en el ordenamiento de su financiamiento y presupuesto, ya que afectará a la próxima gestión, de la que –está convencido– será protagonista.

El hombre de Lomas de Zamora también le dirá que su campaña se basará en propuestas en educación, salud y seguridad, apostando a la descentralización que no consiguió completar el actual gobernador bonaerense.

En la reunión de mañana a las 18, en la sede de Banco Provincia del microcentro, Insaurralde evitará una frase de pertenencia al kirchnerismo que la gobernación pueda luego poner en su boca, en su deseo de retener al diputado. Incluso, en las últimas semanas esquivó los medios y sólo se limitó a decir que “para las elecciones falta mucho”. Luego del viaje con su novia, Jesica Cirio, la última semana Insaurralde les dedicó tiempo a sus hijos y el viernes fue retratado por este medio mientras disfrutaba de la función nocturna del Cirque du Soleil.

Lejos de las definiciones políticas, el intendente en uso de licencia de Lomas de Zamora está concentrado en la preparación de su boda, que llegará en noviembre. Para ese entonces, se estima que el casamiento podría opacar y acallar las acusaciones del kirchnerismo por su pase a las filas de Sergio Massa, con quien hoy mantiene conversaciones a diario.

La llegada del diputado al massismo, que generó fuertes internas dentro del Frente Renovador, comenzó a ser ordenada esta semana. Los intendentes de mayor confianza de Massa, José Eseverri (Olavarría), Gabriel Katopodis (San Martín) y Joaquín de la Torre (San Miguel), visitaron al presidente del bloque de diputados, Darío Giustozzi, y buscaron convencerlo de que deje las críticas de lado. “Estamos armando un proyecto de país que es para los próximos diez años. Vos no tenés lugar en otro espacio y tenés que pensar bien si querés perderte este tren, aunque de boletero”, es el mensaje que se le transmitió a Giustozzi, quien con la llegada de Insaurralde ve perder sus chances de pelear la gobernación.

En las próximas semanas, Insaurralde visitará distritos de intendentes aliados que no le exigirán definiciones, como Fernando Gray (Esteban Echeverría). También se subirá a la campaña su novia y modelo. Incluso, Cirio podría hacer su primer desembarco en un distrito massista del interior.



Rosario Ayerdi