POLITICA "NI DROGAS, NI ALCOHOL, NI PASTILLAS"


Intenciones suicidas, celos y voces en la TV: la declaración de López

El exsecretario K brindó una indagatoria en la que detalló cómo y por qué llegó al convento. Qué dijo de la abogada hot.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes
Foto:Pablo Temes
El exsecretario de Obras Públicas kirchnerista José López brindó durante casi cuatro horas declaración indagatoria ante el juez federal Daniel Rafecas en la causa por enriquecimiento ilícito. El exfuncionario K dio detalles insólitos sobre cómo y por qué llegó en estado paranoide al Convento de General Rodríguez. También habló de los celos de su mujer, alucinaciones e intenciones suicidas. 

Sobre la supuesta "persecución" en su contra: * "En Montevideo, Uruguay, en la sesión de Parlamentarios del Mercosur, un parlamentario me dijo 'a vos, a mí, a (Agustín) Rossi, y a otros Parlamentarios más, los están investigando'. Eso me lo dijeron fuentes allegadas al gobierno, del servicio de inteligencia. Yo tomé nota de lo que me había dicho, lo tuve para mí (...). El parlamentario que me hizo este comentario fue Alejandro Karlén, de la provincia de Corrientes, del Frente para la Victoria".

* "El lunes 13 de junio a la mañana (...) en el whatsapp personal instalado en el celular Iphone de mi propiedad, me ingresó una frase incoherente, de un amigo que decía 'qué hacés leñador', y ese mensaje era de un amigo, el 'Topo' Devoto, que siempre me manda mensajes acerca de la campaña y demás, y después una serie de incoherencias (...). Me quedé más preocupado de lo que ya estaba. Cuando salgo de la casa, ese mismo lunes antes del mediodía, vi mucha gente en la calle de mi casa en Dique Luján. (...) Recuerdo muy clarito a una pareja, vestidos de ropa más que informal, remera, jean y campera, que viene atrás mío, y dijeron: '¿Qué llevará en ese maletín? ¿Droga? ¿Dólares? Nosotros queremos ese maletín'". 

* "A la noche, cuando llegué a la casa, encendí el televisor, y escuchaba 'voces burlonas', incoherencias, cosas sin sentido, la TV estaba en un canal", entretanto mi mujer me decía 'que tenía que descansar' y 'que estaba delirando'. Yo le dije '¿cómo que no escuchás lo que yo estoy escuchando?' a lo que ella me decía 'tranquilízate, lo que tenés que hacer es descansar'. Le comenté que el único lugar donde hallaba paz era en el convento de la Madre Alba (...) Yo seguía escuchando voces, estaba nervioso, incluso con mi esposa, que no comprendía, que no me entendía. Subí muy nervioso al dormitorio, fui con la clara intención de buscar la pistola Glock que tenía en el dormitorio, en ese momento no la hallé, entonces me acordé de la carabina, que recordaba dónde estaba, la tomé, cuando bajé a la planta baja con la carabina, mi señora se asustó, levantó la cartera y salió, se fue en el auto, y yo me quedé solo".

Sobre el arma: * "En ese instante, que estaba con la carabina en la mano, escuchó una voz masculina que le decía 'te va a pasar lo mismo que al Lauchón' (Viale, un agente de inteligencia del espía Antonio Stiuso que fue asesinado). Yo solté la carabina, y le dije 'no soy Nisman no me voy a suicidar'. Subí al dormitorio de planta alta y vi como humo o gas o neblina dentro del dormitorio, una 'cosa borrosa', me asusté, pensé que me querían dormir, esa fue la sensación que tuve en ese momento, bajé al patio, y vi al lado mío, manchas de sangre en el césped, dos o tres manchones ovalados como de sangre, de color negro tirando a bordó, en mi imaginación era como si fuesen manchas de sangre. Me puse muy nervioso, entré de nuevo a la casa, seguía escuchando voces, música, cosas incoherentes. Me daba la sensación de que siempre había alguien atrás mío, y que cuando me daba vuelta se corría para otro lado. Fui hasta la casita que está al frente del inmueble, saqué una escalera tipo tijera, plegable, ingresé a la casa principal, a ese lugar inaccesible que nadie sabía, en mi habitación en el primer piso, que hay como una ventana por donde se accede al lugar donde está el tanque de agua, estaban ahí los bolsos, en un lugar tapados, como en un falso piso" (allí estaba el dinero).

* "Llevé el arma conmigo, supongo, para defenderme a lo que yo esperaba enfrentarme, no sé qué o quiénes serían. Cuando yo busco la pistola Glock, tenía intenciones de matarme. Meses antes había tenido una discusión por celos con mi señora y allí también manifesté intenciones suicidas; y esa es la razón por la cual ella en ese momento me escondió la Glock y por eso no la encontré el día de los hechos.

Sobre donde estaba el dinero, en su casa de Dique Lujan: * "Fui hasta la casita que está al frente del inmueble, saqué una escalera tipo tijera, plegable, ingresé a la casa principal, a ese lugar inaccesible que nadie sabía, en mi habitación en el primer piso, que hay como una ventana por donde se accede al lugar donde está el tanque de agua, estaban ahí los bolso, en un lugar tapados, como en un falso piso. Tomé los bolsos y los bajé. Ahí no recuerdo voces, solamente cuando ingresé al auto recuerdo una voz que me dijo '¿Qué vas a cazar? ¿Pajaritos?', y ahí salí en el auto, llevaba la carabina descargada en el asiento del acompañante, y la primera sensación que tuve es que cuando abriera el portón iba a encontrar a las 50 personas que había visto la mañana, algo que no pasó". 

Sobre su estado mental en la noche del 13 al 14 de junio: * "La sensación que tuve en ese momento, he tratado de recordar, la sensación era como de ir en un sueño, en una nube, como que no era yo. Cuando salí de mi casa no tenía un rumbo ni destino fijo.(...) Yo iba como perdido, no veía los letreros de la autopista. Quiero aclarar que no había tomado absolutamente nada. Ni drogas, ni alcohol, ni pastillas". "Me perdí, di un montón de vueltas en un lugar que no sabía dónde estaba, y de repente, ubico a la calle pavimentada que llevaba directo hacia el convento, una calle como en diagonal apenas se pasa la vía, llegué a esa calle, y llegué al convento".

Sobre la llegada al convento * "Toqué el timbre varias veces, con el auto en marcha, las luces encendidas y las ventanas bajas, sigo tocando el portero, no atendía nadie, de repente agarro los bolsos y los arrojé al otro lado del portón. Arrojé la carabina descargada, los cargadores, y salté. Previo a ello un señor me llamó, y yo le dije 'ya vuelvo'; no sé si era vecino, servicio de inteligencia, no lo sé".

* "La hermana abrió la puerta e ingresé al convento. No le dije nada a ellas, no las conocía, son orantes y penitentes, no tenía diálogo con ellas. Fui a la habitación donde estaba la Madre Alba. No recuerdo haberle hablado, sí haberla escuchado, me decía que me quede tranquilo. Le pidió a las hermanas que traigan unos scones, que a mí me gustaban mucho, y obviamente todas ellas no sabían qué había en esos bolsos, pues yo no les había dicho nada al respecto".

* "Alba me pedía que me quedara en el convento, recuerdo que sentía mucha paz, pero le respondí que no, que me tenía que ir del convento. Los bolsos quedaron ahí, no les dije sobre los bolsos".

* "Las hermanas no tenían ningún conocimiento del contenido de los bolsos, yo nunca se los informé. Mi señora tampoco sabía qué había hecho esa noche porque yo no atendí en ningún momento el teléfono. Además mi señora siempre estuvo, y yo mantuve a mi señora y a mi familia alejada de mi vida laboral y política".

* "Se ve que conciencia no tenía, obviamente que quería ingresar al convento con todo el dinero, no me quería ir a otro lugar. No había hecho una escala ahí, porque salí de ahí a entregarme. Mi intención era dejar todo el dinero en el convento". Sobre su imagen esa noche * "Cuando veo las imágenes del convento digo que no reconozco a esa persona, si bien era yo, ya que en ese momento estaba fuera de sí; me dicen que fue psicosis, brote psicótico, paranoia, delirio persecutorio, no lo sé, lo que sí sé es que con mi profunda fe religiosa, con mi profundo respeto por la iglesia católica, por el profundo respeto que siento por la Madre Alba, por su fe, por su entrega, y por el sufrimiento que padece y que muy pocos saben, realmente no puedo entender lo que pasó".

Sobre el dinero * "Ese dinero que estaba allí hoy lo tienen ustedes incautado y nunca toqué absolutamente nada de ese dinero. Lo que voy a decir por ahora con respecto a ese dinero, es que ese dinero no me pertenecía, ese dinero pertenecía a la política. Y yo, cuando tenga la fortaleza física, psicológica y espiritual necesaria, voy a dar todos los detalles con relación a ese dinero, y sobre este tema no voy a contestar en este momento ninguna otra pregunta".

Sobre la "abogada hot" * "Quería decir que estaba muy ansioso para estar frente a V.S. en este momento. No como la primera vez, en la que estaba fuera de mí, no estaba en mi sano juicio, porque ninguna persona en su sano juicio elegiría como defensora a la que dicen que yo elegí porque en realidad es ese momento no estaba en condiciones de valerme por mis propios actos".

Sobre la casa de Tigre y los supuestos testaferros * "Niego rotundamente que esa vivienda forme parte de mi patrimonio y niego rotundamente que Andrés Galera o Eduardo Gutiérrez fueran testaferros míos".