POLITICA JULIO PEREYRA, DE FLORENCIO VARELA


Intendente dice que no puede vivir con $50 mil

El jefe comunal confesó que se ve obligado a cobrar por charlas brindadas en el exterior para poder llegar a fin de mes.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc Perfil

“Vivo en una quinta que alquilo y tengo intenciones de comprar” y “Cobro por charlas que doy en otros países porque los $ 50 mil de mi sueldo no me alcanzan”, son algunas de las polémicas frases del intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra.

—¿Cuál fue su relación con Néstor y Cristina Kirchner?
—Con Néstor éramos carne y uña, nos llevábamos muy bien. El me conducía, y teníamos una relación muy fuerte. Cristina es más estadista, tiene una tendencia a manejarse con cuatro o cinco funcionarios y bajar línea. En los primeros tiempos yo tuve oportunidad de participar en algunas cosas con ella, pero después, en los últimos cuatro o cinco años, no tuvimos relación. Y no estuve de acuerdo con algunas cosas.
—¿Por ejemplo?
—La inexperiencia. Darle el poder político a dirigentes a los que les está faltando conocer el territorio argentino…
—¿Habla de  La Cámpora?
—Sí, pero no sólo de La Cámpora, porque había gente de Kolina, del Movimiento Evita…
—¿Se terminó el kirchnerismo?
—Creo que el kirchnerismo es una expresión electoral desde un frente. Yo estoy abocado al fortalecimiento del PJ, tanto en la provincia de Buenos Aires como a nivel nacional.
—¿Dónde vive?
—Vivo en el barrio Los Ombúes. Antes alquilaba un departamento en la calle Contreras, cuando me empecé a separar de mi esposa Natalia. Y ahora alquilo una quinta que tengo intenciones de comprar en algún momento. Estoy haciéndole unas cosas que cuando quiera comprarla me darán una ganancia que hará que el valor se mantenga.
—¿Qué cosas le está haciendo a la casa?
—Hice un cerramiento de aluminio y climaticé la pileta para poder nadar, por mis problemas bronquiales.
—Hace pocos días hubo una polémica por los sueldos de los intendentes. ¿De qué vive usted?
—Tuve la posibilidad de asesorar en otros países a empresarios e intendentes, lo que me dio recursos. Y estoy tratando de ordenar eso, a través de una fundación, que me pague por los seminarios que hago. Y con respecto al sueldo de intendente, que es de $ 50 mil en total, es muy bajo. No alcanza. Si yo estuviera cobrando $ 100 mil no tendría que estar haciendo las charlas. Pero si el municipio no mejora, eso no puede cambiarse.
—¿Sobre qué temas son?
—Yo no soy abogado ni arquitecto, si bien conozco un poco de cada cosa, pero puedo hablar de municipalismo. Y cuando hablo de esto, y lo hago fuera de mi trabajo, lo cobro. Preparé en México a dos intendentes, y en Ecuador también.

(*) Diario Mi Ciudad, Florencio Varela.



Alejandro Cesar Suarez (*)