POLITICA PERONISMO EN CRISIS

Intendentes conflictuados por la falta de definición de CFK y su destrato

Hay algunos que ya hacen autocrítica por no haberse impuesto con más fortaleza. Se quejan también de los “aprietes” de Randazzo.

De lealtades y dispersiones. Entre Unidad Ciudadana y el PJ, los jefes comunales no saben a qué espacio sumarse.
De lealtades y dispersiones. Entre Unidad Ciudadana y el PJ, los jefes comunales no saben a qué espacio sumarse. Foto:Marcelo Aballay.

“Estoy viendo con quién voy, mi mujer está con Cristina, quizás, voy con Ishii, pero también me llamó Julián Domínguez hoy a la mañana para que vaya con Randazzo. Queda una semana, voy a ver qué hago”. La frase se la dijo el jueves el intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, al jefe comunal de Campana de Cambiemos, Sebastián Abella, en un acto en Lanús. La inscripción de las alianzas que competirán en la elección en la provincia de Buenos Aires estuvo lejos de apaciguar las acaloradas negociaciones en el peronismo que continuarán hasta la medianoche del sábado 24 de junio.

Los intendentes del conurbano bonaerense que apoyan la candidatura de Cristina Kirchner aún no saben si la ex presidenta finalmente competirá. Aunque ya nadie descarta que ocurra lo contrario, en la semana que pasó, Cristina volvió a demostrar su destrato hacia ellos. Mientras escuchaban sus palabras en el Instituto Patria, en donde evitó confirmar su candidatura, a los jefes comunales apenas le pusieron unas botellas de agua para tomar, mientras que un mozo ingresó al salón para servirle el té sólo a la ex presidenta. En ese momento, el intendente de Saavedra, Hugo Corvatta, fue uno de los pocos que se atrevió a detenerla pero apenas alcanzó a decirle “disculpe Doctora”, ella lo interrumpió: “Yo ya sé lo que me vas a decir, no me vengas con eso a mí”. Nadie pudo saber qué iba a decir el alcalde.

Sin ni siquiera estar oficializadas las candidaturas, un sector de los intendentes más jóvenes del peronismo ya hace una fuerte autocrítica. Lejos quedó la intención del Grupo Esmeralda, espacio de jefes comunales como Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) o Gabriel Katopodis (San Martín), que había nacido para generar la renovación en 2017 y poder imponer candidatos propios. “La apuesta era juntar 15 intendentes, marcar la cancha desde otro lado y poder generar candidatos, pero nos empezamos a marear, aparecen los egos personales, llegamos desarmados y aparece Cristina que mide y ya no te da opción de nada”, reconoce uno de los jefes comunales de esta corriente que ahora apoya a la ex presidenta.

Los intendentes reconocen que las mediciones que tenían hasta la semana pasada ya no sirven. En las encuestas encargadas por estos dirigentes se medía a Cristina Kirchner en un escenario de internas con Randazzo en agosto, ganando esas PASO, y arrastrando los votos de ambos para las generales. Tampoco saben si la ex presidenta les asegura un triunfo, aunque dicen que es la mejor opción. “Es una elección muy justa y para sufrir. En la tercera sección (bastión peronista) llega al 30%, no son buenas noticias para lo que pueda suceder en el Interior”, admite un alcalde del Conurbano que ahora esperará la oficialización de la postulación de la mandataria para volver a encargar sondeos.

Mientras esperan su candidatura, los jefes comunales le reprochan a Randazzo seguir adelante con su postulación a senador. “Encima nos aprieta de que nos va a poner listas en los distritos, siempre tenemos varias listas en los distritos, que las ponga, pero ya sabemos que si tenemos que cuidar las boletas, vamos a cuidar las de Ishii, no las de él”, advirtió un alcalde a otro en una reunión en el microcentro porteño.

Los intendentes no tendrán el sello del PJ local, pero aseguran que si no son candidatos nadie podrá quitarles la conducción de los partidos distritales. Distinta puede ser la suerte del titular del PJ bonaerense, Fernando Espinoza. Desde el sector de Randazzo esperarán al 24 de junio para ver si el titular del PJ u otro dirigente de su conducción forma parte de las listas de Unidad Ciudadana. En ese caso, podrán reclamar que deje el partido. “Hemos tenido un gran logro, podemos usar el color azul y la cara de Perón y Evita”, repetía ayer Espinoza a otros dirigentes. Pero sabe que su titularidad en el partido tiene los días contados.

Chiche: “Buscan cuidarse el culo”

La ex senadora Hilda “Chiche” González de Duhalde criticó a los dirigentes peronistas que acompañan a Cristina Fernández de Kirchner y avalaron su decisión de no competir en las PASO dentro del Partido Justicialista (PJ).

Simplemente buscan cuidarse el culo. Han perdido la dignidad. Para no perder espacios de poder a nivel local entonces ven dónde pueden conseguir más votos; no les importa lo que ha hecho esta señora, lo que hizo su marido (Néstor Kirchner), no les importa que se robaron medio país, no les importa nada”, lanzó Chiche. La esposa de Eduardo Duhalde recordó: “Yo me planté en el 2005 sabiendo que perdía como perro, pero lo hice porque me di cuenta en 2004 que (los kirchneristas) iban por las instituciones, que iban por todo; después lo dijeron directamente”.

Por otra parte, Chiche descartó que vaya a postularse como senadora o diputada en las primarias del PJ.