POLITICA LA PLATA

Internaron al fiscal Cartasegna en un neuropsiquiátrico

El fiscal atraviesa un estado de "depresión profunda" y la familia habría decidido llevarlo a un centro especializado. Hace poco fue encontrado golpeado en su despacho y denunció que le dijeron que sería "el próximo Nisman".

Las imágenes de la oficina de Fernando Cartasegna
Las imágenes de la oficina de Fernando Cartasegna Foto:Cedoc

El fiscal platense Fernando Cartasegna fue internado en un neuropsiquiátrico en la tarde del viernes. Según trascendió la internación fue decidida por la familia del funcionario judicial, luego de que lo vieran en un estado depresivo

Según confirmaron fuentes judiciales al sitio EL DIA, el fiscal sufre de una crisis emocional y la familia lo habría notado "desmejorado en los últimos días, en un profundo estado depresivo". No obstante, aún no se conoce en qué centro es atendido, pero confirmaron que se le realizarán estudios médicos.

Cartasegna había tomado notoriedad pública en el último tiempo luego de haber aparecido golpeado dentro de su despacho en un confuso episodio. Tiempo antes, el fiscal había denunciado amenazas en donde le dijeron que sería "el próximo Nisman" y sostuvo que podrían tener que ver con una causa que estaba investigando sobre un posible vínculo entre policías y abogados "caranchos" que habría surgido de la causa que llevó adelante su par platense Marcelo Martini, tras el hallazgo de sobres con dinero proveniente del circuito ilegal en la jefatura de la Departamental de Seguridad de La Plata. 

Sin embargo, las denuncias de Cartasegna fueron puestas en duda por el juez de La Plata Luis Arias, quien cuestionó la veracidad de sus dichos. "Cartasegna todavía no tenía la causa. ¿No le pasó nada al fiscal Martini que es quien tenía la causa y sí a Cartasegna que no tiene que ver aún ya que la causa ni siquiera le llegó? Es muy raro. Hay que ver", sostuvo Arias en su momento.

Además, en los últimos días volvió a ser noticia tras la denuncia de la madre de Miguel Bru, Rosa Schonfeld, que lo acusa de haber perdido el expediente de la causa que investiga las circunstancias en las que se produjo la desaparición y asesinato del joven estudiante de periodismo en el año 1993.

Schonfeld apuntó directo contra el fiscal, actualmente en licencia, al afirmar que "me enteraba de las cosas que hacía porque me lo decían ustedes", en referencia a los periodistas, y admitió que "teníamos una muy mala relación". Incluso, apuntó que en una oportunidad "me acusó de entorpecer la búsqueda".