POLITICA CRUCE EN LOS PILETONES


Internas y pujas de poder enfrentan a una cooperativa con Barrientos

El titular de una asociativa acusa a la referente social de “puentearlos” con una empresa y dejarlos sin trabajo. Margarita se defiende y retruca: “Es una persona conflictiva”.


Foto:Dyn
El titular de la cooperativa Los Piletones, Miguel Osuna, y sus hombres pasaron dos días en la puerta de la Fundación de Margarita Barrientos. La presencia intimidante funcionó para marcarle la cancha a la líder social y como mensaje para impedir que la empresa de desratización Plagas Urbanas siguiera trabajando en el barrio.

Osuna, expolicía retirado y vinculado al programa Sueños Compartidos, acusa a Barrientos de dejar a los cooperativistas de Los Piletones “sin trabajo” al “puentearlos” con Plagas Urbanas, firma contratista del Gobierno que “los empleaba como seguridad”.

Fuentes del Ministerio de Ambiente y Espacio Público consultadas por Perfil indicaron que Plagas Urbanas “trabaja en Los Piletones desde 2015 realizando control de plagas en general, no sólo desratización”, pero el contrato con el cambio de gestión “caducó”. En este caso como en otros, explicaron, el prestador de servicio emplea a personas que viven en la zona. Desde la empresa optaron por el silencio ante los llamados de este portal.

Se metió en algo que no se tenía que haber metido”, indicó Osuna en comunicación telefónica con este portal. El titular de la Cooperativa sostiene estaban “subcontratados” por la empresa de desratización, pero el vínculo se interrumpió por cortocircuitos en los pagos y el vencimiento del contrato con la Ciudad.

Sin embargo, Plagas Urbanas –según la versión de Osuna, confirmada por Barrientos- intentó regresar al barrio, se contactó con Barrientos y le ofreció emplear a “tres personas”. La referente social aceptó: “Me dijeron que querían trabajar en el barrio nuevamente y ocupar gente del barrio. Cosa que me pareció muy buena”, dijo la titular del comedor Los Piletones a Perfil.

Pero Barrientos nunca imaginó lo que vendría. “Osuna se enteró, los amenazó con un revólver, los señores tuvieron miedo y dijeron 'no vamos a trabajar”, recordó y afirmó que “desconocía que (la Cooperativa Los Piletones) trabajaba con esa empresa”.

Sin embargo, Osuna desconfía de la versión de Barrientos: “Pensó que como tiene cintura política iba a hacer lo que quería”. Osuna, que se reconoció puntero de Cambiemos, utilizó una irónica comparación para describir a Barrientos: “Ella no es lo que dice la televisión; si ella es Evita, yo soy Perón”.

Margarita se despegó del conflicto personal con Osuna: “Yo no tengo problemas, sino que él los tiene conmigo”. “Es una persona conflictiva, no tengo contacto con ellos y cada vez que hablo, discutimos porque se quieren comer el mundo”, afirmó.

El barrio Los Piletones continúa su marcha entre necesidades, esfuerzos, solidaridad y con una directiva explicitada por Osuna que marca cómo se dirimen los conflictos: “Acá es la ley del fuerte”.