POLITICA

Investigan inversiones de un político mexicano acusado de narcotráfico

Se trata de Gregorio Sánchez Martínez, exalcalde de Cancún. La AFIP detectó una operación sospechosa por la compra de una estancia.

PERFIL COMPLETO

Foto:Facebook

desde Entre Ríos

El martes 13 no fue un buen día para el mexicano Gregorio Sánchez Martínez: Gendarmería y la AFIP allanaron su estancia San Silvestre en La Paz, al norte de Entre Ríos, por supuesto lavado de dinero.

Por primera vez se escuchaba aquí el nombre del carismático ex alcalde de Cancún, cantante religioso, preso en México y sospechado de tener relaciones con poderosos carteles de la droga, entre ellos el del Chapo Guzmán, en Sinaloa.

Greg –como le gusta que lo llamen– informó domicilio en Posadas, Misiones, y por ello actuó la jueza federal de esa ciudad, Verónica Sakanata, con autorización del juez federal de Paraná, Leandro Ríos. La AFIP lo denunció por “operación sospechosa” en la compra del campo de 930 hectáreas. Días más tarde, se pidió la detención del ex alcalde, que no ha aparecido aunque en Migraciones no hay registros de que haya dejado la Argentina. La AFIP investiga “la compra de un campo en la provincia de Entre Ríos que se efectivizó mediante la donación de US$ 2 millones por parte de Gregorio Sánchez Martínez a uno de sus hijos. La AFIP detectó que la operatoria no fue bancarizada y que el empresario mexicano tiene causas penales en su país por lavado de dinero y tráfico de personas”.

“Es muy inocente lo que hizo, es llamativo”, dicen a PERFIL en el mundo inmobiliario de la Mesopotamia argentina.

La segunda esposa de Greg es la bella médica cubana Niurka Sáliva Benítez, quien tuvo a su hijo –que recibió la donación– en Mendoza el 1º de diciembre de 2010. Es hija de José Angel Sáliva Pino, oficial de Inteligencia del castrismo, en Cuba, y está acusada de traficar personas desde la isla.

Luego del allanamiento, Greg respondió preguntas vía mail al periódico Unión Cancún.

—Considerando su calificativo de calumnias, ¿a qué atribuye usted que haya surgido esta información en Argentina?  
—A que, de forma irresponsable y sin tener información veraz, algún empleado de la AFIP haya puesto esta denuncia.

—¿Usted o su familia tienen alguna propiedad en Argentina?
—Tengo negocios en algunos países de Sudamérica.

Agregó que está “fuera de México” y reservó su paradero “para seguridad propia y de mi familia”.

El verano de Greg. El mexicano ingresó por Encarnación (Paraguay) el 27 de enero de este año. Alquiló un departamento sobre la costanera de Posadas al empresario de medios Alfredo Abrazian, cuñado del ex ministro de Economía Domingo Cavallo. Viajó hacia Entre Ríos en febrero para comprar la estancia San Silvestre a la sociedad El Raigón, de los hacendados norteamericanos Juan Pablo Thieriot y Lawrence Wilkinson, que podrían haberle vendido también 2 mil hectáreas de islas en Santa Fe.

El allanamiento a la finca encontró una mansión en lo alto de la barranca. Aislamiento con lujo y misterio. Parques, canchas de polo, amplia pileta, prohibido pasar. Casco principal con tres habitaciones en suite, salas de juegos, de cine, de espejos, una gran bodega. Y una amplia pista de aterrizaje al lado del río Paraná.

La revista Análisis de Paraná revela que Greg sorprendió en el verano de La Paz cuando compró televisores, equipos de audio, teléfonos celulares, dos Toyota 4x4 y un cuatriciclo Polaris Sportsman 40. Rodeado de mexicanos, cambió a todos los empleados de la estancia.

En diálogo informal con el intendente de La Paz, José Nogueira, Greg le dijo que le gustó la región y que planeaba fuertes inversiones ganaderas y agropecuarias y hasta hacerse cargo de la curtiembre municipal.

Después, allanaron el piso en Posadas, con pocas novedades. Ni heladera, ni televisor, ni artículos de cocina.

Sólo una receta médica para el pequeño propietario de la estancia. Sorprendió un boquete abierto donde creen que había una caja fuerte.

“El dinero proviene de la venta de un inmueble que Sánchez Martínez y su esposa, Niurka Sáliva Benítez, poseían mediante una sociedad. Ese dinero, una vez que la sociedad se disuelve, ella lo dona a su hijo. Ambos, en ejercicio de la patria potestad, compran un bien a nombre de su hijo”, dijo el abogado misionero de Greg, Juan Marinoni.

 

Una familia señalada por los nexos con diferentes carteles de la droga

Greg, el menor de 14 hermanos, nació en Guerrero, México, el 18 de marzo de 1963. Con cinco hijos, fue empresario maderero, inmobiliario, aeroportuario,  y en 2008 alcalde de Benito Juárez, en Quintana Roo, Cancún. Fue conductor de radio y es “cantante grupero” de temas cristianos, con varios discos grabados.

En 2010 asesinaron a su secretario de seguridad y a un familiar, y sospecharon de su entorno.

Mayo, mal mes para Greg. El 25 de mayo de 2010 fue detenido en el aeropuerto de Cancún, acusado de narcotráfico, lavado de dinero y delincuencia organizada. Recuperó la libertad el 15 julio de 2011 y fue sobreseído, pero sigue investigado por cuentas no justificadas por 3 millones de dólares, y embargado por el gobierno de Cancún.  

Familia con causas. Su hermano Feliciano Sánchez Martínez, ocho años de condena por secuestros y narcotráfico. Daniel y David Enrique, detenidos en 2006 por narcotráfico. Su hermana Magdalena y su esposo, Carlos Gasca Sánchez, acusados en Chiapas de lavado y evasión. Su sobrino Omar Francisco Hernández Sánchez, por tráfico de cocaína y heroína desde Guatemala, en troncos de madera y en cajones de instrumentos musicales.

En 2011, Wicho, un testigo protegido del crimen organizado, declaró que Greg se reunió dos veces con Joaquín “el Chapo” Guzmán, jefe del cartel de Sinaloa, y que lo conoció en su campo Puerto Rico, en Chiapas, que tenía “una pista de aterrizaje para la carga de cocaína desde América del Sur”, y que le entregó dinero en seis ocasiones. Greg dijo sobre el Chapo que “lo conozco únicamente por televisión”.

Los investigadores relacionan la línea Paraguay-Misiones-Corrientes-Entre Ríos-Santa Fe, y no ignoran la pista de la estancia en La Paz, al lado del río Paraná.

Greg difundió fotos con Hugo Chávez, Cristina Kirchner y Raúl Castro. Fueron tomadas en 2010 en la Cumbre de América Latina y el Caribe en Quintana Roo, según consta en el blog de su mujer.

En México siguen las noticias, y aquí temen a los teléfonos cuando mencionan a Greg Sánchez Martínez.



Fabián Magnotta