POLITICA ULTIMAS MEDIDAS

Investigan más de 40 mil teléfonos que se activaron cerca de Le Parc

Cruzarán esos llamados realizados en los días previos a la muerte de Nisman con los números telefónicos de CFK y otros ex funcionarios.

Celulares. Cristina, Parrilli y Milani están entre los ex funcionarios blanco del cruce de llamadas del 12 al 19 de enero de 2015.
Celulares. Cristina, Parrilli y Milani están entre los ex funcionarios blanco del cruce de llamadas del 12 al 19 de enero de 2015. Foto:Cedoc

A casi dos años de la muerte del ex titular de la UFI AMIA, Alberto Nisman, la Justicia enfrenta el enorme desafío de cruzar miles de números y llamados telefónicos que se dieron tanto en los días previos al fallecimiento del funcionario como en las horas posteriores. Se trata de más de 45 mil números telefónicos que impactaron en las antenas cercanas al complejo Le Parc, adonde vivía el fiscal. Esos números serán cotejados con los que estaban a nombre de ex funcionarios como la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Oscar Parrilli, Andrés Larroque, César Milani y Aníbal Fernández, entre otros, que ya venían siendo analizados en la causa. Es decir, que buscarán establecer si los ex miembros del Gobierno recibieron o emitieron llamadas a personas cercanas a Nisman o que se encontraban en las inmediaciones de su departamento. Y a ese análisis y entrecruzamiento también se irán sumando progresivamente los de otros ex miembros del gabinete kirchnerista como Sergio Berni, que fue imputado por el fiscal Eduardo Taiano, por el supuesto encubrimiento del hecho.


El complejo estudio está a cargo de la Dirección de Captación de Comunicaciones del Poder Judicial de la Nación. Y según pudo reconstruir PERFIL, el trabajo va haciéndose en diferentes etapas. Primero, la que tiene que ver con la primera serie de números, que están vinculados a la causa que investiga la muerte del fiscal, y luego la segunda en la que se suman los diferentes números de teléfonos vinculados a la causa por presunto encubrimiento.


Las fuentes consultadas insistieron en que las dos causas –la de la muerte y la del supuesto encubrimiento– están íntimamente ligadas, por eso el entrecruzamiento es el mismo. “Tramitan dos causas en paralelo, que están muy relacionadas una con otra”, explicaron fuentes cercanas a los expedientes a PERFIL. “Está todo entrelazado. Si hubo un encubrimiento es porque se buscó encubrir un delito anterior. Es decir que si bien son dos causas paralelas, están muy relacionadas. Se va a ir viendo qué es lo que hay que ir pidiendo a medida que surjan más datos y conexión con aquellos que están pedidos”, agregaron los investigadores. De acuerdo a lo que pudo reconstruir este diario se trata de un “entrecruzamiento integral”. Se partirá de los números que tienen que ver con Nisman, es decir que primero se irá rastreando con quiénes habló el fiscal, luego se verá con quiénes hablaron ellos, y así se irá haciendo el entrecruzamiento en pos de ir cerrando el círculo lo más posible. 


Uno de los principales obstáculos con los que se toparon los investigadores a lo largo del trabajo es que las compañías de telefonía celular no siempre cooperan con la entrega a la Justicia de los listados de titularidad de líneas.


Por otro lado, en el marco de una serie de cruces encargados a Gendarmería, la Justicia busca establecer los cruces telefónicos de Nisman con el técnico informático Diego Lagomarsino, así como los que tuvieron los custodios del ex fiscal y los miembros de la empresa de seguridad privada SIE, encargada de la seguridad de Le Parc, donde vivía Nisman, en la víspera de su muerte.