POLITICA RECLUIDA EN MADRID

Isabel Perón cumple este domingo 87 años

La expresidenta va menos a misa, tiene problemas de movilidad y trabaja en su esperado libro de memorias.

Foto:Cedoc

Manteniendo su habitual perfil bajo, alejada de todo contacto político y casi recluída en su casa de Madrid, la ex presidenta María Estela Martínez de Perón cumple hoy 87 años. La mujer que conquistó el corazón del general Juan Domingo Perón en Panamá, acompañándolo luego al exilio en Puerta de Hierro, en curiosa parabóla que la llevaría al poder en la Argentina, guarda una vida alejada de los flashes, mientras lidia con algunos problemas de movilidad, achaques ya de su edad.

La agitada vida que supo llevar en otros tiempos, codeándose con lo más selecto de la sociedad española, ya es historia, e Isabelita pasa sus días saliendo en escasas ocasiones, la más de las veces para asistir a misa en la cercana Iglesia Santa María Soledad Torres Acosta. A propósito de ese templo, el párroco Enrique Lázaro es justamente uno de los mejores amigos de la exmandataria, cumpliendo el rol de confidente desde hace muchos años.

Luego que la Audiencia Nacional rechazara en su momento los intentos de la justicia argentina por extraditarla, citando presuntas vinculaciones con los años de plomo y crímenes de lesa humanidad, Isabel no ha vuelto a pasar vicisitudes judiciales de importancia. Desde Buenos Aires se la reclamaba puntualmente por la detención ilegal y posterior desaparición, en 1976, de Héctor Fagetti y Jorge Verón, ambos estudiantes.

Lo que ocupa en estos días buena parte de su tiempo es su libro de memorias, una obra en la que trabaja hace mucho, sin que se conozca el tono que tendrán sus confesiones sobre la relación con Perón y otros grandes nombres de la política argentina. Incluso dedica un capítulo al trato que le dispensaron los militares cuando fue derrocada y posteriormente encarcelada en el sur del país. Ya no va a desayunar al Centro Comercial Cielo de Alarcón, una de sus costumbres durante muchos años. Pocos, si no la conocen, saben que esa mujer callada, casi monacal, fue la primera presidenta constitucional de un país en todo el mundo...