POLITICA SE ACELERAN LAS CAUSAS


Jaime está detenido y Lázaro Báez puede quedar preso esta semana

El juez Casanello adelantó la declaración indagatoria del empresario kirchnerista. Quedó a un paso de la detención, al igual que su hijo.


Foto:Telam

El empresario Lázaro Báez será indagado el viernes y puede quedar preso el mismo día. El juez Sebastián Casanello aceleró el interrogatorio y adelantó dos semanas la fecha prevista inicialmente. Ayer quedó detenido Ricardo Jaime acusado por los sobreprecios en la compra de trenes a España y Portugal. Nunca antes la Justicia había escalado tan alto en las denuncias de corrupción contra el kirchnerismo. Es una consecuencia de la acumulación de pruebas y el cambio político en el poder. El proceso puede trepar aún más arriba si Jaime y Báez deciden implicar a otros para repartir culpas.

En las últimas semanas, el kirchnerismo dio muestras de soltarle la mano a Báez. Sus abogados se alejaron. La forma como se cerró el cerco en torno al empresario en la investigación por lavado de dinero lo empujó a romper el silencio y lanzó advertencias a sus costados. Dijo que podía explicar su patrimonio a diferencia de Ricardo Echegaray y Alicia Kirchner.

En el ámbito político se tomó en cuenta también que Cristina Kirchner envió advertencias hacia quienes van camino a Tribunales.

Durante las últimas semanas, el juez Casanello recibió intensos mensajes de colegas y superiores a favor de la detención de Báez. La difusión del video del hijo del empresario, Martín Báez, contando plata en la financiera conocida como La Rosadita agregó combustión al contexto político. El Gobierno también incentiva los avances, en especial en una semana en que está acosado por el malestar generado por aumentos de tarifas y precios. Pero fue en el interior de los tribunales federales donde se tomó cuenta de la necesidad de acelerar una respuesta en las investigaciones por corrupción del gobierno anterior.

Báez también fue citado el viernes a declarar como testigo en una causa por presunto enriquecimiento ilícito de quien fuera abogado de una de sus empresas constructoras: Echegaray.

Aceleración. Casanello dijo a su entorno que tras la aparición del video de La Rosadita no quería dilatar el desenlace. Báez iba a ser indagado el 26 de abril. Es el último de los imputados que deberán declarar ante la Justicia, que iban a comenzar a desfilar por el juzgado el 18 de abril. El primero en la lista es Sebastián Pérez Gadín; luego era el turno de Fabián Rossi, el 19; del contador Daniel Pérez Gadín, el 20; y de Martín Báez, el 21 de abril.

Pero el viernes, el juez Casanello decidió adelantar las indagatorias para esta semana. Los acusados desfilarán entre miércoles y viernes. Después de indagarlos, el juez trabaría embargos cuantiosos y secuestraría bienes millonarios de los Báez, informaron fuentes judiciales a PERFIL. Pero además Báez, su hijo y sus socios quedarían detenidos. El juez analiza seriamente que el empresario kirchnerista salga esposado de los tribunales federales. Todos los imputados tienen prohibida su salida del país.

Según fuentes del juzgado, el adelanto de las indagatorias se debió a que el fiscal de la causa, Guillermo Marijuan, viajará a los Estados Unidos el sábado próximo para reunirse con los investigadores de la Securities & Exchange Commission (SEC) y del Departamento de Justicia a intercambiar pruebas sobre el caso de supuestas coimas por la extensión de la concesión del yacimiento petrolero Cerro Dragón, en Chubut. La fecha de regreso de Marijuan es el 14 de abril, pero el fiscal comunicó que podría extenderse, ya que su visita podría incluir más de lo que espera.

En los tribunales de Comodoro Py se habla de “la necesidad de dar una respuesta orgánica e institucional” ante los casos de corrupción. PERFIL ya había adelantado la semana pasada el mensaje de los operadores judiciales del macrismo: el Gobierno quiere a Báez preso.  Puede ser una realidad la semana próxima.



Redacción de Perfil.com