POLITICA FALTA LA APROBACION

Jorge Brito les compró Radio Belgrano a los hijos de Raúl Moneta

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El dueño del Banco Macro, Jorge Brito, decidió incursionar en el manejo de medios de comunicación, y por ello avanzó en la compra de Radio Belgrano, en manos del ex banquero Raúl Moneta.

Los empresarios cerraron la transacción hace un mes y medio, y ahora esperan que la Afsca (Autoridad Federal de Servicios de Comunicación) apruebe la compra. Mientras tanto, Brito eligió a su hijo, Jorge, para interiorizarse del manejo de la radio, ya que sería quien la gestione.

Radio Belgrano (AM 950) es una de las emisoras que estaba bajo el mando de Moneta, junto a Metro y Blue. Un año atrás, tras la enfermedad del ex banquero, sus hijos –Raúl Cruz, Belisario y Faustino– comenzaron a encargarse de los negocios, y decidieron desprenderse de las emisoras Rock and Pop y Splendid, traspasadas a su ex socio Matías Garfunkel, con quien mantenía un áspero y millonario cruce judicial.

Fuentes vinculadas con la operación entre Brito y Moneta confirmaron a PERFIL que la misma se habría saldado con una deuda que mantendría Moneta con el dueño del Banco Macro.  La estrategia de la familia del enfermo ex banquero es tratar de cerrar todos los focos de conflictos abiertos por Moneta.

Sin pruebas. En 2012, ambos empresarios se ganaron los titulares de los medios, ya que ambos quedaron en la mira de la Justicia en la causa sobre la ex Ciccone, en la que se investiga al vicepresidente Amado Boudou, por presuntas negociaciones incompatibles, y por los presuntos delitos de lavado de dinero y enriquecimiento ilícito.

Según los datos judiciales, Moneta, a través de la Cooperativa Marítima del Sur, sería quien aportó “el aval económico” para que Alejandro Vanderbroele (supuesto testaferro de Boudou), a través de  The Old Fund, compre la imprenta.
Entre los directivos de esta empresa, PERFIL reveló que figuraba Cirilo Zavalía como uno de los financistas, investigado luego por la Justicia. Se habrían detectado algunos vínculos entre Zavalía y Brito, que fueron desmentidos tajantemente por el banquero, al punto de que la justicia no pudo avanzar en ninguna prueba concreta respecto a esas sospechas.



R.A.